Este domingo 20 de noviembre inicia un evento esperado a nivel mundial, la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Qatar 2022.

Un hecho no menor nos lleva a poner la mirada sobre la sede, y es que en 68 países ser homosexual está penado por ley y Qatar es uno de ellos.

Actualmente, el colectivo LGBTIQA+ se ve sometido a las leyes qataríes que criminalizan y condenan expresiones de género tanto como actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo, con severas penas de cárcel.

Al respecto, diversas organizaciones de derechos humanos denunciaron este último año detenciones, hostigamiento e, incluso, la obligatoriedad de terapias de conversión para mujeres trans detenidas como requisito para la liberación.

Es por eso que, en la semana del inicio del torneo de la FIFA, Amnistía Internacional, junto a otras organizaciones de la sociedad civil, lanzaron la campaña “Que el Orgullo sea Mundial”. Algunas de las agrupaciones que participan son la propia Amnistía, Abosex, Brandon, Mocha Celis, Fundación MxM, Synergia y Transformando Familias.

A través de un spot proponen visibilizar y celebrar la diversidad, contrarrestado discursos que incitan a la discriminación y a la violencia por motivos de género, no solo en la Argentina sino también a nivel global.

De este modo, convocan a cambiar la mirada y el trato hacia las personas LGTBIQA+ y contribuir al trato digno y la garantía de derechos para todos y todas, en condiciones de igualdad y sin discriminación.

Deja una respuesta