El campeonato chileno de fútbol  importó un conflicto político y religioso de larga data y la disputa en Medio Oriente se coló en una competencia deportiva.
camiseta¿El motivo? Los números de una camiseta. El Club Deportivo Palestino diseñó los números de su camiseta con una característica especial: el uno tiene la forma del mapa del Mandato Británico de Palestina. Ese territorio estaba administrado por Gran Bretaña y en 1948 se dividió entre las poblaciones palestina e israelí con el objetivo de crear un país para cada una. El único que prosperó fue el Estado de Israel y el conflicto árabe israelí continúa hasta nuestros días.
Esto es la parte histórica, vayamos a lo que sucede cruzando los Andes.
La sociedad anónima que administra el Club Deportivo Palestino, que es el único equipo profesional de la comunidad palestina en el mundo, decidió utilizar en el diseño de los números de su equipación deportiva el uno con la forma de la antigua Palestina. En la espalda del aquero y de los jugadores con numeración de 10 en adelante el uno luce esa forma tan particular.
La reacción judía fue inmediata y reclamó que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) desafiliara a Palestino de la competición. Además, amenazó con llevar el caso ante la FIFA con el argumento de que el club había ignorado los actuales límites geográficos establecidos por Naciones Unidas para la zona, en lo que considera un acto de provocación.

Gerardo Gorodischer
Gerardo Gorodischer
El Presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer, manifestó a través de Twitter que rechaza “la importación del conflicto de Medio Oriente a Chile, esperamos sanciones de la ANFP al club Palestino infringiendo normas FIFA». Por su parte, la Federación Palestina de Chile replicó al señalar que «lamentamos profundamente que los sionistas chilenos pretendan importar el conflicto de Medio Oriente a nuestro país, intentando para ello enlodar la historia y el aporte fundamental que el club ha realizado al país».
Los estatutos de la ANFP establecen que la asociación solo puede tomar cartas en el asunto si hay una denuncia de otro club. El que se hizo cargo de esta tarea fue Ñublense, de la ciudad de Chillán en la sureña provincia del Ñuble. El titular de esa entidad, Patrick Kiblisky, presentó un escrito a la entidad rectora del fútbol trasandino en el que menciona que Palestino infringe la reglamentación de la competición mediante el uso de estos símbolos y se involucra en cuestiones políticas, «pues el mapa es un símbolo para el pueblo palestino y no considera al actual Estado de Israel». Si la denuncia en los tribunales deportivos tiene curso favorable podrían caberle sanciones económicas para Palestino. Pero la colectividad judía de Chile cree que el club árabe vulnera también las normas de la FIFA y pretende llevar el caso hasta las más altas instancias del fútbol internacional. Con un fallo en contra, el club de colonia podría ser desafiliado de las competencias nacionales y no podría participar en torneos internacionales.
Orígenes del Club Deportivo Palestino
Palestino fue fundado en Chile en 1920. Desde 1912, y en tiempos del dominio otomano, numerosos árabes se refugiaron en ese país donde se conformó una comunidad palestina de más de 300 mil personas, la mayor en el mundo fuera de Medio Oriente. Tiene su estadio en la comuna santiaguina de La Cisterna.
El club, surgido en una olimpiada de colonias, se convirtió al profesionalismo en 1952 y se lo llamó «millonario» debido a la gran inversión inicial que hicieron en sus jugadores.
En 1955 Palestino ganó su primer título nacional y obtuvo su segundo, hasta ahora último, torneo nacional en 1978.
La camiseta del equipo tiene los colores de la bandera de la Autoridad Nacional Palestina: verde, rojo, negro y blanco.
El club ha efectuado varios viajes para competir en ese territorio, actualmente llamado Estado de Palestina, y muchos de sus jugadores han militado en la selección nacional palestina que la FIFA admitió en 1998.
palestino
Repercusiones y antecedentes
Ante las acusaciones, amenazas y posibles sanciones, los dirigentes de Palestino rechazaron que vayan a cambiar el diseño de los números. “Si cambiamos los números reconoceríamos un error y no hemos cometido ninguno”, manifestó un representante de la institución al diario El Mercurio. Y no se quedan a la defensiva, ya que señalaron que podrían realizar una ofensiva contra otros clubes en el caso de que se sientan perjudicados. “Por ejemplo, podríamos decir que los musulmanes critiquen a la Universidad Católica por usar la cruz o relacionar el régimen de Francisco Franco con el águila de Unión Española”, explicó el dirigente, quien además se mostró sorprendido por la molestia y revuelo que causaron los números de la camiseta, ya que en ella “no hay consignas del tipo ‘Palestina Libre’”.
fotoPero el caso de Palestino no es el único que ha tenido el fútbol chileno en lo que hace a cuestiones extradeportivas.
Un ejemplo es el caso del club Unión Española, otro club surgido al calor de los emigrados. El pintor José Balmes, quien llegó a Chile desde España (tras la Guerra Civil) rescatado por el poeta Pablo Neruda, denunció que los jugadores del club utilizaban camisetas rojas adornadas por el águila de San Juan, que fue usado como estandarte del franquismo entre 1938 y 1977.
Ni la colonia española ni el equipo, y aún menos la FIFA, tuvieron injerencia en el caso. El club españolista todavía sigue usando el águila en el pecho.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.