Segunda edición del Rugby Championship, un torneo en el que Los Pumas lucharon duramente para poder ingresar y, de esa forma, tener una competencia internacional de forma anual. Es también una manera de competir con los más poderosos a nivel mundial para darles roce internacional a nivel selección y apuntar a llegar más lejos.
Y si en la primera edición fue todo novedad, los desafíos en esta oportunidad pasan por sostener el nivel y dar ese paso en cuanto a lo deportivo, que sustente la decisión de incluirlos en este torneo de primer nivel.
Pero el primer paso en este Rugby Championship 2013 fue decididamente para atrás. El triunfo por 73 a 13 de Sudáfrica demuestra lo que se vio en la cancha: un solo equipo. Ya a los doce minutos los Springboks vencían 6 a 0. El único momento de pelea que dieron los Pumas fueron los primeros 20 minutos del encuentro cuando, de la mano de Felipe Contepomi, redujeron la distancia a 3 puntos al colocarse 9 a 6. El penal que convirtió a los 22 minutos mantenía al equipo argentino en el partido.
A partir de ahí todo se derrumbó. Los errores en defensa, problemas con el manejo de la pelota y en las formaciones físicas hicieron que Sudáfrica se le viniera encima y acorralara a Los Pumas. Sobre la media hora un try penal cometido por Eusebio Guiñazú, que se ganó la tarjeta amarilla, fue la señal de que el partido se hacía cuesta arriba. Un try de J.J. Engelbercht puso los números finales del primer tiempo: 26 a 6.
Si se pensaba que iba a haber una recuperación de Los Pumas en la segunda etapa quedó rápidamente descartada, ya que a los 10 minutos de comenzada la etapa se sumaban tries y conversiones y la diferencia se ampliaba a los 39 puntos con un marcador de 45 a 6.
En el segundo tiempo quedaron claramente reflejadas las diferencias entre los dos equipos. Sudáfrica se transformó en un vendaval arrollador que había quebrado la resistencia argentina y que entraba en la defensa y llegaba al in goal por dónde y cómo se lo propusiera.
Sudáfrica llegó a los 7 tries en esta etapa para alcanzar un total de 9 en todo el partido y conseguir punto bonus. Los tries de Strauss, Alberts, De Villiers, du Preez, Habana y Vermeulen golpeaban al equipo argentino que, ante cada error, sufría puntos en contra. Y las fallas en este nivel se pagan caro y Los Pumas fueron un ejemplo de ello.
Sobre el final, el orgullo de Contepomi, sin dudas el mejor jugador argentino en esta muy mala actuación, le puso las cifras definitivas al encuentro con su try y posterior conversión.
La diferencia que consiguió Sudáfrica fue la mayor ante los Pumas y quebró la de 54 puntos del 2008 con el triunfo 63 a 9.
Fue el primer partido de esta edición y la imagen que dieron Los Pumas fue muy diferente a la esperada y sin comparación con la del 2012, cuando se ingresó a esta competencia internacional. Se deberá trabajar y mejorar muchísimo de cara a los próximos partidos. La revancha contra Sudáfrica está a una semana de distancia, el 24 de agosto en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.
Historial de partidos entre Sudáfrica y Argentina
El primer partido fue en 1993. Ambos conjuntos no solían enfrentarse regularmente hasta el 2012. En esa primera edición del Rugby Championship, Los Pumas lograron un histórico empate jugando de local. La superioridad sudafricana es notable, ya que de los 16 partidos ese fue el único que no terminó con victoria para los Springboks.
Partidos jugados: 16.
Argentina local: 8. Ganados: Argentina 0, Sudáfrica 7 y 1 empates. Puntos: Argentina 164 y Sudáfrica 297.
Sudáfrica local: 7. Ganados: Argentina 0 y Sudáfrica 7. Puntos: Argentina 130 y Sudáfrica 326.
Cancha neutral: 1. Ganado por Sudáfrica 1. Puntos: Argentina 13 y Sudáfrica 37.