Desde el año 1997 que la selección argentina de handball disputa el Mundial en este deporte. El mismo se juega cada dos años y, en esta oportunidad, es la tercera vez en diez mundiales que van a jugar una instancia de octavos de final.
Esta selección jugó contra 37 rivales europeos en la competición de los cuales, con el partido ante Rusia, fue la quinta victoria, además de dos empates y treinta derrotas.
En octavos de final tendrán que enfrentarse, nada más y nada menos, que contra Francia, el bicampeón olímpico y campeón europeo. Jugarán por la tarde (a las 15 horas) del lunes 26 de enero y, este día, Los Gladiadores intentarán seguir haciendo historia. Se enfrentaron cinco veces en este tipo de competencias y todas fueron a favor de los franceses. Se trata de una partida difícil pero estos jugadores pueden superarla y, si logran avanzar, será el batacazo más importante para este equipo, que nunca llegó hasta cuartos de final.
Para llegar a esta instancia Los Gladiadores terminaron cuartos del Grupo D. Empataron en el debut contra el subcampeón del mundo en 24; perdieron por la mínima diferencia ante Polonia 24 a 23; le ganaron a Arabia Saudita, el rival más débil del grupo, por 32 a 20; contra Alemania buscarían ganar y avanzar de ronda pero no lo lograron y perdieron 28 a 23 pero sí lograron seguir en Qatar al ganarle a Rusia y dejarlo afuera del mismo por 30 a 27. El grupo no era nada fácil pero este elenco supo superar las pruebas.