Tigre y Gimnasia y Esgrima de Mendoza son los punteros de la zona 1 de la Primera Nacional luego de llevarse a cabo la quinta fecha.

El «Matador» sigue demostrando por qué es un claro candidato para volver a la máxima categoría del fútbol argentino. Esta vez le ganó 2 a 0 a Temperley. Se ve la mano de Diego Martínez, ya que el equipo intenta jugar siempre «por abajo» y pensar en el arco rival. A pesar del buen nivel en su presentación, la polémica volvió a aparecer en un duelo del equipo de Victoria. El segundo gol fue a través de un penal que el árbitro interpretó como una mano… pero no lo fue.

Por su parte, el «Lobo» triunfó 3 a 1 sobre Estudiantes de Buenos Aires en un encuentro de ida y vuelta con varias situaciones de gol. Cuando iba 1 a 1, los mendocinos sufrieron una expulsión que parecía dejarlos fuera del match. Sin embargo, no fue así: el «Pincha» fue a buscarlo pero sin ideas claras y sus rivales lo aprovecharon para generar dos goles en el final.

Mitre de Santiago del Estero venía en un gran nivel, donde consiguió grandes resultados. Su visita a Deportivo Riestra parecía, a priori, una victoria fácil. El aurinegro generó poco riesgo en el arco rival. Del otro lado, Walter Acuña volvió loco a la defensa. Finalmente, el albinegro sorprendió y se quedó con los tres puntos por 2 a 0.

El clásico de la fecha se dio en San Justo. Almirante Brown venció 1 a 0 a Nueva Chicago. La «Fragata», con el debut de Fabián Nardozza como entrenador, estuvo muy ordenada, a diferencia de las últimas fechas. El «Torito», a pesar de la salida de Rubén Forestello, fue más de lo mismo: pobre en el ataque y con una buena cantidad de errores en el fondo de sus líneas.

En los otros encuentros del grupo, Estudiantes de Río Cuarto le ganó 2 a 0 a Alvarado, Belgrano y Atlanta empataron 2 a 2, Deportivo Maipú triunfó 2 a 1 frente a Quilmes y San Martín de Tucumán perdió 1 a 0 contra Chacarita Juniors.