Ni Ronaldo ni Messi pudieron convertir, pero no por eso dejó de ser un partidazo. Real Madrid recibió a su clásico rival por la semifinal de ida de la Copa del Rey e hizo un gran partido. El equipo de Mourinho, envuelto en polémica por una supuesta pelea del DT con Sergio Ramos y el lesionado Iker Casillas, necesita el título de la competencia. El Barcelona lidera en La Liga y ya le sacó 15 puntos de diferencia, aunque faltan 17 fechas para el final del torneo.

Foto: AFP

Foto: AFP


En el local no estuvo Casillas, emblema de la “Casa Blanca”, y por eso debutó el exarquero del Sevilla, Diego López. Iker estuvo en 35 clásicos, 30 de manera consecutiva y esta fue su primera ausencia del derby español desde 2002, unos 10 años y 275 días.
Por el lado del visitante, Messi tenía que marcar dos goles para pasar el récord de máximo goleador de los derby que hasta hoy tiene Alfredo Di Stéfano, con 19 tantos para el Madrid. El rosarino no tuvo un partido sobresaliente, como nos tiene mal acostumbrados, pero Mourinho sabe marcarlo y dejarlo sin espacios desde su época como entrenador en el Internazionale de Milan.
Real Madrid 1 – Barcelona 1 (semifinal Copa del Rey 2012-2013)

Foto: AFP

Foto: AFP


Primer derby del año y la pelota rodó en el Bernabéu. El primer tiempo fue electrizante, a pesar de haber terminado sin goles. Al minuto de juego, Ronaldo desbordó y tuvo que ser derribado cerca del área. CR7 pateó un tiro libre que terminó en córner por la tapada de Pintos. Al menos 10 minutos necesitó el Barcelona para hacerse de la pelota y tener una mayor posesión. Cuatro tiros al arco por lado y pierna fuerte del Madrid, con al menos siete fouls y Carvalho, Callejón y Xavi Alonso amonestados. Una de las maneras de cortar la circulación y quitarle la pelota al Barcelona tuvo que ser con faltas reiteradas.
La más clara del Barcelona llegó a los 20 de la primera etapa, cuando Xavi estrelló un tiro libre en el travesaño. Carvalho, que tuvo una noche para el olvido, quiso alcanzarle la pelota al arquero debutante Diego López, pero Fábregas se anticipó, robó el balón y se lo cedió a un Xavi que tenía todo para marcar el primero, solo que ahí estaba la gran figura, Varane, para sacarla sobre la línea y de taco. A los pocos minutos, el Madrid tuvo su intento con un Benzemá activo que tuvo un remate cerca del palo derecho de Pintos.
Foto: AFP

Foto: AFP


En el segundo tiempo, el Barcelona encontró el gol a los 4 minutos, cuando Messi le quitó la pelota a un rival y a la vez asistió a Fábregas, que definió cruzado, al palo derecho de Diego López. Varane volvió a evitar otro gol, con una corrida de película y un quite limpio para un Fábregas que estaba frente a frente ante el arquero del Madrid.
El partido fue intenso, con un Madrid que salió a buscar al Barcelona. Iban 15 minutos del complemento. Ahí apareció Ronaldo, quien cabeceó con el arco vacío y la pelota se fue por centímetros. CR7 volvió a intentar con una corrida tremenda y Piqué se la jugó, lo barrió con un quite arriesgado y la pelota se fue al corner. También Benzemá intentó desde afuera del área con un tiro que se fue por poco. El francés se fue de la cancha y lo reemplazó el argentino Gonzalo Higuaín.
Foto: Marca.com

Foto: Marca.com


El empate llegó a los 35 de la etapa final, cuando Varane cabeceó de pique al suelo y al palo izquierdo de Pintos y a cobrar. El Real no se conformó y arrinconó al Barsa, con intentos de Ronaldo y Özil. Los defensores del Barsa que terminaron amonestados fueron Piqué, Dani Alves y Puyol. Sobre el final hubo una jugada polémica, que dará para la discusión. “Tarzán” fue a cubrir el intento de Özil dentro del área y en la imagen parece haber tocado la pelota con la mano.
No hubo copada de los hinchas del blaugrana en la Cibeles ni en la Gran Vía. ¿Habrá festejos madridistas en la Plaza Catalunya? La vuelta será el 27 de febrero en Camp Nou. Y a eso se suma que jugarán el 3 de febrero por La Liga. Serán dos derbys en menos de una semana, la batalla del Camp Nou y otra en el Paseo de la Castellana. Se seguirán sacando chispas, aunque por ahora están mano a mano.