La edición número 34 del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se realizará del 9 al 18 de noviembre, presenta una sección especial pensada para públicos niños y niñas con títulos de distintos rincones del mundo.

El patalarga (Argentina)

Dirigida por Mercedes Moreira.

Todo pueblo tiene su propia leyenda, muchas veces para controlar a los niños a través del miedo. Teto, Maru y Ramón pasan sus días pensando en el Patalarga, el monstruo que habita el pueblo donde viven. Cuando cae la tarde, en el horario en que la calle está desierta y la amenaza acecha en el silencio, son obligados a dormir la siesta. Sin embargo, la ausencia de prejuicios los convertirá en detectives para descubrir quiénes son los seres realmente peligrosos. Esta película animada nos invita a ser niños de nuevo, a recuperar ese carácter valiente y espontáneo que perdemos al crecer. La directora ensambla fotografías en color y en blanco y negro, buscando más el impacto expresivo que el realista. Un collage que une dos mundos muy distintos: el que habitan los niños y aquel donde los adultos intentan poner orden.

L’Extraordinaire Voyage de Marona (Rumania, Bélgica y Francia)

Dirigida por Anca Damian.

Moribunda en medio de la calle, luego de haber sido atropellada por un auto, una perrita comienza a rememorar (y relatarnos) su propia vida. La directora rumana Anca Damian se vale de unos diseños extraordinarios a cargo del artista belga Brecht Evens, que combinan diferentes técnicas y estilos, y que en muchos casos se tratan de trazos casi infantiles, para narrar esta historia tan hermosa como desgarradora. Hija de un dogo argentino racista (como ella misma cuenta desde su relato en off) y una cruza, nuestra heroína recibió, por parte de su madre, un nombre tan simple como Nueve, ya que fue la novena (y última) en nacer, pero a medida que pasa de dueño en dueño (un acróbata solitario, un arquitecto casado y, finalmente, Solange, la niña que la acompañará hasta el final) también va cambiando de nombre hasta llegar al Marona del título.

La Fameuse Invasion des ours en Sicile (Italia)

Dirigida por Lorenzo Mattotti.

Lorenzo Mattotti es uno de los grandes maestros del cómic mundial. Por eso, la noticia de que finalmente dirigiría su primer largometraje fue muy celebrada, aunque no tanto como cuando esta maravilla de la animación, basada en el libro infantil homónimo del también italiano Dino Buzzati, se proyectó por primera vez. Los osos que invaden Sicilia lo tienen todo: belleza, carisma y un nivel de abrazabilidad (si esa palabra no existe, debería ser inventada) extremo. El invierno se acerca y la comida escasea, por lo que el gran oso rey decide bajar de las montañas en busca de alimento y, sobre todo, de su hijo raptado por los humanos tiempo atrás. La guerra será sin cuartel, aunque también hay lugar para la coexistencia. El resultado es una de las grandes películas del año, llena de aventuras y momentos memorables.

Le Voyage du Prince (Francia, Luxemburgo)

Dirigida por Jean-Francois Laguionie y Xavier Picard.

Veinte años después, y esta vez junto a su codirector Xavier Picard, Jean-François Laguionie regresa al universo de su Le Château des singes, en la que imaginaba un mundo poblado por simios. El anciano príncipe mono Laurent aparece herido a la orilla del mar y Tom, un joven de 12 años, lo encuentra. Los padres de Tom, científicos ambos, se lo llevan a su casa para examinarlo, ya que Laurent bien podría ser quien confirme la teoría que ellos tienen de que en el mundo hay otras civilizaciones de simios. Laguionie y Picard construyen un relato de aventuras simple pero conmovedor, deudor de varios clásicos (ahí lo tenemos a Laurent intentando comprender la sociedad moderna y los miembros de esa sociedad no aceptándolo) pero con una personalidad propia, además de una enorme belleza visual.

Chuck Shimezou (Japón)

Dirigida por Eiichito Nishishama.

Hay una clase muy especial de espíritus (youkai, en japonés) que se dedican a culminar todos los cierres que se cruzan por ahí. El pequeño Shimezo quiere ser un gran youkai, como sus padres, pero aún no ha podido cerrar nada. Hasta que se cruza con Hiroki, un niño que perdió una moneda de 500 yenes porque olvidó cerrar su monedero.

Extrañas criaturas (Chile)

Dirigida por Cristóbal León y Cristina Sitja.

Un día de verano, los animales del bosque son invitados a una fiesta. Comen un montón de pastel y bailan toda la noche. Cuando la fiesta se acaba, se encuentran con que ya no hay árboles para refugiarse y obtener más alimentos. Un grupo de extrañas criaturas robaron sus casas, así que deciden ir en busca de ellas.

El pajarocubo (Colombia)

Dirigida por Jorge Alberto Vega.

Pedro es un pájaro que vive en una jaula y anhela ser libre desde que era un huevo, pero un día sueña con un búho que lo incita a romper sus ataduras. Pedro empieza a comer sin parar hasta que llena su jaula, la somete a presión y la rompe, pero ahora su cuerpo es geométrico.

First Step (Croacia)

Dirigida por Petra Kozar.

Plupko, una pequeña criatura que vive en un árbol grande en un bosque, sueña con la aventura en el mundo que la rodea, pero nunca salió de su árbol. Un día decide bajar al suelo por primera vez, pero parece más difícil de lo que esperaba.

Maestro (Francia)

Dirigida por el colectivo Illogic.

En las profundidades del bosque, un grupo de animales salvajes comienza una ópera nocturna dirigida por una ardilla. «Maestro», el último proyecto del colectivo Illogic, deja que los animales se expresen en una interpretación sinfónica memorable.

The Kite (República Checa, Eslovaquia y Polonia)

Dirigida por Martin Smatana.

«The Kite» es una mirada sencilla y metafórica sobre la muerte. Expresa que ninguno de nosotros está aquí para siempre y que todo ser vivo debe morir. Sin embargo, también nos cuenta que el viaje no necesariamente termina con la muerte.

Nest (Alemania)

Dirigida por Sonja Rohleder.

En un paraíso colorido, un pájaro encantador y un poco ingenuo hace todo lo posible por atraer a alguien de su misma especie.