La plataforma de mensajería instantánea más utilizada del mundo (supera los 2.000 millones de usuarios) anunció pequeños cambios que pueden producir grandes modificaciones en el comportamiento al momento de comunicarnos a través de la app.

El primero de estos es la posibilidad de ocultar el estado para no mostrarse «en línea» o elegir qué contactos pueden saber si se está usando WhatsApp en ese momento. La opción se encuentra en la configuración y está asociada al «quién puede ver mi última conexión», donde se puede seleccionar alguien en particular, un grupo o todos los contactos.

Además, se podrá salir de un grupo sin notificación, es decir, de forma silenciosa sin el aviso que habitualmente aparecía. De esta manera, solamente quienes administren un grupo sabrán de la acción.

Otra de las novedades es el bloqueo de capturas de pantalla de mensajes de visualización única, que incluye texto, fotos o videos que pueden ser vistos una sola vez antes de su eliminación automática. Precisamente, otro cambio de WhatsApp tiene relación con esto y es que va a ampliar el tiempo límite hasta el arrepentimiento de algo enviado en el chat, que pasa de un lapso de 68 minutos con 16 segundos hasta más de 48 horas.

Deja una respuesta