El primer triunfo argentino en el Rugby Championship sigue haciéndose esperar. Pero eso no era lo principal que tenían que conseguir Los Pumas en esta segunda fecha del torneo, sino mejorar la pálida imagen dejada en el encuentro inaugural ante el mismo rival de hoy: Sudáfrica.

El arranque fue muy prometedor y, al minuto, ya estaban en ventaja gracias a un try de Juan Manuel Leguizamón que, sumado a la conversión de Felipe Contepomi, estiró las cifras a un 7 a 0.

El pateador sudafricano Morné Steyn acortó las distancias con un penal y puso el partido 7 a 3.

Nuevamente, Contepomi convirtió para Los Pumas y el encuentro estaba 10 a 3.

Con los Springboks en ataque, la defensa puma respondió bien pero los sudafricanos volcaron la ofensiva al sector opuesto y Bjorn Basson, con un try, redujo la diferencia a dos puntos y con la posterior conversión el partido quedó 10 a 10.

En ese momento Sudáfrica se volcó al ataque, empujado anímicamente por haber conseguido la igualdad. Tuvo la ocasión de ponerse en ventaja con un try que fue anulado por haber cometido, anteriormente, un knock-on.

Durante esta primera etapa Argentina mostró mejoras en la defensa y en el manejo de la pelota. El line, uno de los puntos más flojos hace una semana, también tuvo señales de mejoría y desde una de estas formaciones fue desde donde abrió el marcador. Otro aspecto superior que mostraron Los Pumas en esta ocasión fue una gran intensidad en el tackle, con lo que se pudo frenar el avance sudafricano y evitar el quiebre de la defensa como en el partido anterior.

A partir de los 20 minutos hubo imprecisiones y pérdidas de balones por ambas partes, y lentitud y derrumbes de scrum le quitaron vistosidad al juego. Sin embargo, esto permitió que Argentina tuviera más control de la pelota y del partido.

Hacia el final de la etapa, a los 33 minutos, Contepomi falló su primer penal y tres minutos más tardes, tras una gran jugada en ataque, Marcelo Bosch convirtió otro try y, tras la conversión de Contepomi, se puso una distancia de 7 puntos sobre los sudafricanos.

Sobre el cierre de la etapa Steyn redujo la diferencia con un penal casi en la mitad de la cancha y el encuentro quedó 17 a 13.

Más allá de las cifras del partido, la mejora argentina fue principalmente desde el aspecto mental, lo que le permitió resistir mejor la ofensiva de Sudáfrica durante esta etapa.

En el reinicio del partido Sudáfrica fue más agresivo y empezó más fuerte. A los 5 minutos se acercó a un punto con otro penal de Steyn. Los Pumas tenían el objetivo de mantener la concentración y seguir insistentes con el tackle.

De a poco, los Springboks ganaron terreno y jugaron más en campo rival. La defensa argentina seguía resistiendo. Bosch pateó un penal a los 33 minutos, detrás de la mitad de la cancha. Su remate salió muy cerca del poste derecho y así Argentina seguía ganando por la diferencia mínima. El pateador natural, Contepomi, había sido reemplazado por Santiago Fernández.

El scrum sudafricano seguía complicando a Los Pumas, que ya no manejaban con tranquilidad la pelota y así la posesión se había emparejado.

Y como ocurrió el año pasado en este mismo escenario y con este mismo rival, el partido se les escapó a Los Pumas a poco del final. Tras derribar un maul a 8 minutos del final, otro penal de Steyn puso por primera vez a Sudáfrica por arriba en el tanteador: 19 a 17. Los Springboks pasaban a ganar el partido basados en la eficacia de su pateador. Sobre el cierre del encuentro, el infalible Steyn puso las cifras definitivas por 22 a 17.

Los Pumas, con este resultado, consiguieron punto bonus, la primera unidad que logran en esta edición del torneo. Una vez que se estuvo en desventaja y con el tiempo jugándole en contra, Argentina no supo cómo dar vuelta el marcador. Sufrieron un solo try en contra, pero los penales fueron el arma con los que golpeó Sudáfrica, que consiguió 15 de sus 22 tantos.

Los Pumas no tuvieron en su formación a tres de sus figuras: Juan Fernández Lobbe, Juan Martín Hernández y Patricio Albacete, y plantearon el partido de forma inteligente, con buena obtención de pelota y frenaron el ataque sudafricano con muchos tackles. El déficit fueron las infracciones y esto se tradujo en una nueva derrota.

El primer desafío que tenían Los Pumas en este encuentro era anímico: dejar atrás la mala actuación del sábado pasado. Eso se logró y se vio una mejoría en el juego. No fue suficiente, pero el camino para seguir creciendo en este deporte es competir con los mejores como se está haciendo. No es cuestión de un partido o de un torneo, si no que lleva años. Por supuesto, hace falta una estructura organizativa y más calidad en la competencia local por equipos para poder nutrir de jugadores a Los Pumas. El camino recién empieza.

Se viene Nueva Zelanda, el 7 de septiembre de visitantes en el Waikato Stadium de Hamilton a las 4:35 de nuestro país.

La síntesis

Los Pumas: Lucas González Amorosino; Gonzalo Camacho, Marcelo Bosch, Felipe Contepomi (capitán), Horacio Agulla; Nicolás Sánchez, Martín Landajo; Leonardo Senatore, Juan Manuel Leguizamón, Pablo Matera; Mariano Galarza, Julio Farías Cabello; Juan Figallo, Eusebio Guiñazú y Marcos Ayerza. Entrenador: Santiago Phelan.

Sudáfrica: Willie le Roux; Bjorn Basson, J.J. Engelbrecht, Jean de Villiers y Bryan Habana; Morné Steyn y Ruan Pienaar; Duane Vermeulen, Willem Alberts y Francois Louw; Juandré Kruger y Eben Etzebeth; Jannie du Plessis, Adriaan Strauss y Tendai Mtawarira. Entrenador: Heyneke Meyer.

Tantos en el primer tiempo: 1′ try de Leguizamón (A) convertido por Contemponi. 8′ penal de Steyn (S). 10′ penal de Contemponi (A), 13′ try de Basson (S) convertido por Steyn. 36′ try de Bosch (A) convertido por Contepomi. 40′ penal de Steyn (S).

Tantos en el segundo tiempo: 5′, 32′ y 39′ penales de Steyn (S).

Cambios en el segundo tiempo: 8′ Santiago Fernández por Contepomi (A). 12′ Bismarck du Plessis por Strauss (S). 16′ Tomás Cubelli por Landajo (A) y Flip van der Merwe por Kruger (S). 18′ Gurthrö Steenkamp por Mtawarira (S). 20′ Benjamín Macome por Senatore (A) y Pat Lambie por Basson (S). 26′ Agustín Creevy por Guiñazú (A). 28′ Coenie Oosthuizen por J. du Plessis (S), Jan Serfontein por Engelbrecht (S) y Siya Kolisi por Alberts (S). 34′ Tomás Lavanini por Galarza (A).

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.