Destacar la importancia de la mujer migrante y refugiada en la Argentina, la visibilización de sus problemáticas y desafíos y, en especial, el aporte que muchas hacen a la sociedad que las recibe es el objetivo central del reconocimiento del que fueron objeto 40 mujeres durante la ceremonia de aniversario por los 20 años de la Asociación de Mujeres Unidas Migrantes y Refugiadas en la Argentina (AMUMRA).

La actividad, celebrada el pasado 30 de septiembre en las dependencias del Museo de la Inmigración, permitió dar cuenta de la presencia de las mujeres migrantes en la vida social, económica, cultural, política y pública en Argentina. Cada una de las reconocidas fueron propuestas por sus pares en seis categorías diferentes.

El aniversario número 20 de AMUMRA y el reconocimiento a estas 40 mujeres contaron con la presencia de autoridades nacionales y de representantes de legaciones diplomáticas e internacionales.

Al encuentro asistieron Mery Choque Torrez y Jhenny Choquilla Quispe, senadora y diputada, respectivamente, de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia. También se hicieron presentes algunos cuerpos diplomáticos asentados en la Argentina. En representación de la delegación boliviana estuvieron Ramiro Tapia, embajador; Santos Tito Véliz, cónsul general; y María Oporto Balboa, cónsul adjunta. En tanto, el embajador Eduardo Cardoza Mata asistió en representación de El Salvador, mientras que su par, Xavier Monge Yoder, lo hizo en nombre de Ecuador. La ceremonia de AMUMRA también contó con la presencia de representantes del Perú en las personas de Luis Felipe Isasi Ruíz y Joyssi Goya, cónsul general y cónsul adjunta, respectivamente.

La entrega de reconocimientos se llevó a cabo de manera inédita en el Museo del Inmigrante MUNTREF y fue Marcelo Huernos, investigador y productor de Contenidos de dicho museo, quien dio la bienvenida a las y los cientos de invitados y participantes del encuentro. Entre quienes fueron parte de la convocatoria, también se contó a Laura Velasco, legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA); Mariana Beheran de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Argentina; Roberto Salvador Aruj, coordinador general del Instituto de Políticas de Migraciones y Asilo (IPMA); además de Matías Capeluto, director de Casa Patria Grande; representantes de la Subsecretaría de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, del Área de Migrantes y Refugiados del INADI y de la Dirección de Colectividades del GCBA.

Tal como lo expresó Natividad Obeso, presidenta de AMUMRA, el deseo de la entidad es que cada año este reconocimiento cobije a las mujeres que tejen redes de escucha, contención, apoyo y bienestar. «Muchas de ellas siguen trabajando y nuestro deseo es visibilizar, reconocer y celebrar su labor en vida», afirmó la referente.

Las 40 mujeres reconocidas en seis categorías

Mujer migrante y refugiada comunitaria, apreciando el trabajo que ellas hacen dentro de sus comunidades tejiendo redes dentro de ellas.

Mujer migrante y refugiada emprendedora, distinguiendo a aquellas mujeres que han podido destacarse dentro de la economía social con sus emprendimientos.

Mujer migrante y refugiada política, agradeciendo a quienes realizan acciones de incidencia política para la sanción de políticas públicas que impactan dentro de sus comunidades.

Mujer migrante y refugiada artista, honrando a quienes se destacan dentro del mundo de las artes.

Mujer migrante y refugiada defensora de los derechos humanos, valorando a quienes buscan el cumplimiento de los derechos e igualdad de trato de la población migrante y refugiada dentro de su comunidad.

Mujer migrante y refugiada trabajadora, respetando a aquellas mujeres muchas veces resilientes que logran construir un equilibrio entre sus trabajos al cuidado de los demás y sus hogares

Saludamos a aquellas mujeres que fueron reconocidas y a quienes se animaron a destacar la incansable labor de sus pares. Asimismo, agradecemos a quienes llegaron hasta el Museo de la Inmigración para festejar el aporte de cada una de ellas a la sociedad argentina.

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Felipe Bauerle.

Deja una respuesta