Escrita y dirigida por Daniel de la Vega, es el primer largometraje de factoría argentina del género del terror en exhibirse en formato 3D.

¿A qué le tememos realmente las personas?

Si partimos de la premisa que no hay que temer a lo que está muerto y que la gran mayoría de los seres humanos tan solo está de paso en este mundo, podríamos considerar que lo que realmente infunde terror no es la muerte, sino la vida misma y lo impredecible de las acciones ajenas (y propias) .

Dante (Luis Machín) es un sastre que todavía no ha superado la separación de su mujer (Julieta Cardinali) cuando debe enfrentar el suicidio de su hermano gemelo. Como si esto fuera poco, el protagonista se verá obligado a interrumpir su doble proceso de duelo al descubrir que muchos de sus conocidos y allegados comienzan a ser asesinados a sangre fría.

La película es dueña de un ritmo vertiginoso y un manejo de los tiempos del género que denotan un gran oficio por parte del realizador de «Hermanos de Sangre» (2012). No obstante, esta buscada vertiginosidad es la que termina generando una sensación de sobrecarga visual debido al excesivo uso de los planos en 3D.

Luis Machín interpreta un personaje a la medida de sus aptitudes artísticas y logra elaborar un Dante gris, de mirada gacha, y que transforma sus expresiones ante la impotencia que le generan los acontecimientos que deberá sobrellevar a lo largo de la historia. Por momentos, estalla en una intensidad exacerbada y vehemencia que bien podrían aplicarse a un contexto de tragedia teatral. Tal es la entereza del trabajo del actor, que los aportes del reparto conformado por Julieta Cardinali, Raúl Taibo, Gerardo Romano y Viviana Saccone terminan por configurar un acompañamiento escueto.

Luego de la proyección en el Campeonato Nacional del BAFICI 16, De la Vega ofreció una improvisada conferencia de prensa a los espectadores. (¿por qué nunca funcionan los micrófonos inalámbricos del Village de Caballito?) junto al protagonista del film, y allí confesó que la conversión del formato tradicional a las tres dimensiones todavía no estaba terminada. Con la humildad de los grandes artistas, explicó y describió lo arduo del proceso y garantizó un óptimo rendimiento de la experiencia 3D para cuando «Necrofobia» tenga su estreno comercial en la segunda mitad de 2014 tras el Mundial de Fútbol.