Una guerra que no cesa y se dispara contra las voces del periodismo en Colombia. Este lunes le toca su turno al periodista Marco Efraín Montalvo, asesinado en la noche del domingo en el Departamento del Valle del Cauca, en la ciudad de Tuluá, según informó el Alcalde de la ciudad.

Con la modalidad habitual de sicariato, dos hombres en una moto, un arma y, en un instante, acabaron con la vida del periodista, que murió de manera instantánea sin alcanzar a recibir atención médica. Este asesinato se suma al de tres jóvenes en el corregimiento de Mateguadua, jurisdicción del Municipio de Tuluá, según informó el Instituto de Desarrollo y Paz (Indepaz), organismo que denuncia la persistencia de la violencia en la región del Cauca.

En su reporte, Indepaz citó la alerta temprana 19/2021 emitida por la Defensoría del Pueblo para el Valle del Cauca. En ella, la entidad indicó que las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, Compañía Adán Izquierdo del CCO, las Águilas Negras, Banda San Francisco y La Oficina actúan en dicha zona.

La gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, anunció una recompensa de 100 millones de pesos, en conjunto con la Policía Valle, por información que permita la captura de los autores del asesinato. Este monto se suma a los 60 millones ofrecidos por la Alcaldía de Tuluá por información que ayude a establecer los responsables del asesinato de Montalvo y del triple homicidio registrado en zona rural.

«El comandante», como se le conocía al periodista en tertulias y corrillos del Municipio de Tuluá, había reportado amenazas contra su vida, pero no las tomaba en serio, de acuerdo con declaraciones de colegas.