Mientras continúa el conflicto en la Franja de Gaza entre israelíes y palestinos, las voces internacionales que piden un alto al fuego no cesan y, a medida que se recrudece el tema y se difunden nuevas informaciones, también se disparan las acusaciones sobre la participación o indiferencia de diversos organismos en este problemático asunto.

En esta ocasión, Navanethem “Navi” Pillay, quien ocupa el cargo de alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, manifestó que Estados Unidos no actuó a favor de lograr la paz en la zona sino que proporcionó armamento al ejército de Israel para reforzar el sistema protector anti cohetes Iron Dome, como los lanzagranadas y morteros de 120 milímetros que provocaron la muerte de 19 personas en una escuela de la ONU. Por su parte, el contraalmirante John Kirby (portavoz del Pentágono) confirmó el envío denunciado por Pillay.

Al respecto de esta ayuda militar proveniente de Estados Unidos, el Inventario de Reservas de Munición de Guerra de Israel establece que ante emergencias se pueden realizar acciones de este tipo. Pillay, además, expresó que “fueron gastados casi mil millones de dólares” para la provisión de armamento. “Una protección con la que no cuentan los civiles de Gaza”, acusó, al mismo tiempo que denunció que “Estados Unidos debería hacer más para parar las muertes, para que exista diálogo entre las partes” y recordó que “Israel continúa violando la ley internacional al expandir sus asentamientos y mantener un bloqueo ilegal en la Franja de Gaza” que cuenta con el apoyo permanente de Estados Unidos en cada votación en la ONU sobre este conflicto.

Mientras tanto, desde los túneles palestinos, la brigada Ezedin al Qasam tomó un puesto israelí y provocó la muerte de un soldado hebreo, lo que amplía el número de víctimas totales a más de 1.400.

Para finalizar su comunicado, Navi Pillay reiteró su rechazo y pidió por el cese del fuego: “Me uno al mundo en condenar la agresión contra Gaza y, especialmente, el asesinato de civiles”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.