Durante estos días una de las noticias que conmociona a Latinoamérica y al mundo es la salud del presidente de Venezuela Hugo Chávez, quien está luchando contra el cáncer, luego de haber sido sometido a diferentes operaciones: el pasado 11 de diciembre en Cuba se realizó una cuarta cirugía.
Las últimas noticias respecto a la salud del mandatario es la que brindó el ministro de comunicación, Ernesto Villegas, quien informó en cadena nacional que la infección pulmonar que padece Chávez se agravó y “ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere del comandante Chávez un estricto cumplimiento del tratamiento médico».
En medio de la incertidumbre y la poca información oficial al respecto, han aparecido rumores tales como el que anunció el diario español ABC, que según sus fuentes de inteligencia, el presidente venezolano se encontraría inducido en un coma farmacológico y estaría siendo asistido por un respirador, además de señalar que podrían desconectarlo en cualquier momento. Como respuesta a estos rumores, el vicepresidente Nicolás Maduro, al cumplirse un nuevo aniversario de la Revolución Cubana, se dirigió a la sociedad brindando calma y algunos detalles sobre la salud del mandatario. Además, confirmó que sufrió complicaciones debido a una infección respiratoria. Asimismo, afirmó que “más temprano que tarde vamos a ver a ese comandante Hugo Chávez aquí en su patria, aquí con nosotros, y nosotros le entregaremos parte de la situación de nuestra patria». Por su parte, la oposición venezolana exige la publicación del diagnóstico médico del presidente.
Los mandatarios latinoamericanos están muy preocupados y siguen de cerca cualquier novedad al respecto. Evo Morales, el presidente de Bolivia, expresó en conferencia de prensa que “La situación del hermano Chávez es muy preocupante. Ojalá que pronto esté acompañándonos”.
Por su parte, desde Brasil Dilma Rousseff envió a su asesor de exteriores Marco Aurelio García, quien estuvo un día en La Habana conversando con autoridades venezolanas y cubanas para interiorizarse sobre la salud del mandatario venezolano.
El presidente uruguayo José Mujica pensaba viajar a Cuba en estos días pero tuvo que desistir de la idea porque los profesionales que lo asisten a Chávez informaron que no hay posibilidad de verlo, según su esposa Lucía Topolansky.
Cristina Fernández de Kirchner por el momento no anunció que vaya a viajar a Cuba ya que participará del evento en el cual se espera la llegada de la Fragata Libertad en Mar del Plata, aunque algunos medios argentinos señalaron que antes de emprender su viaje de negocios a Indonesia, Vietnam y Emiratos Árabes, pasaría por Cuba. Esta posibilidad es considerable, debido a que entre los mandatarios hay una estrecha relación no solo política y económica sino de amistad, desde que Néstor Kirchner asumió en el poder en el 2003.
Los posibles escenarios si Hugo Chávez no pudiera asumir a su nuevo mandato por seis años más serían los siguientes, según la Constitución Venezolana:
-El artículo 231 establece que “Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.
-En el caso que Chávez renuncie, se produzca su destitución, su fallecimiento, su incapacidad física o mental, en el artículo 233 se establece que “Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente se encargará de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional”.
En estos momentos, quien fue reeligido el sábado 5 de enero en su cargo como Presidente de la Asamblea Nacional es Diosdado Cabello para el período 2013-2014, junto a los otros miembros de la directiva parlamentaria.
Mientras los análisis y rumores crecen, desde el gobierno venezolano informaron que si no están dadas las condiciones como establece la Constitución para declarar la falta de absoluta del presidente, el acto del 10 de enero es una formalidad que será cumplida más adelante ante la Asamblea Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.