En lo que fue la trasnoche de Tokio y el mediodía argentino en el Ariake Arena, la selección de vóley masculino volvió a caer, esta vez en el tie break ante Brasil, último campeón olímpico. Argentina fue superior la mayor parte del partido, aunque con importantes momentos de debilidad anímica, el resultado fue de 3 sets a 2 y un ejemplo de cómo perder un partido ganado. Una vez más, Bruno Lima fue el máximo anotador con 26 puntos.

El encuentro se abrió con un error en el servicio de saque argentino que le dio el primer punto a Brasil. El crecimiento durante el primer set fue para nuestra selección que, en general, demuestra mucha seguridad en el juego cuando establece una ventaja importante, y así logró ganar el primer parcial por 25 a 19 con buenas participaciones del opuesto Bruno Lima y el central Agustín Loser.

Brasil entró al segundo set mucho más enfocado y emparejó el nivel de juego. Pero Argentina mantuvo la solidez y no se intimidó en esta instancia, donde logró llegar a ventajas de 10-6 y 11-7. Mientras tanto en el equipo rival, se destacaba Ricardo Lucarelli y la incorporación de Douglas Souza. Este recambio los ayudó a acercarse y achicar la distancia en un punto (12 a 13). Sin embargo, Argentina no se achicó y logró despegarse para ganar 25 a 21 el segundo parcial con una participación notable de Ezequiel Palacios y destacadas defensas.

El tercer set Brasil se renovó y dominó los primeros 5 puntos a 1. El técnico argentino Marcelo Méndez pidió rápidamente un tiempo para resolver este envión brasileño. Luego de esto, Argentina repuntó y, aunque los errores no permitieron revertir la ventaja inmediatamente, se acercaron punto a punto a su rival. Resonó Yoandy Leal en Brasil y reforzó los bloqueos de Wallace De Souza. A esta altura, nuestro combinado nacional perdió seguridad y actitud en el juego y Brasil se quedó con el tercer parcial por 25 a 16.

En el cuarto, Argentina recuperó energía y defendió mejor, pero Brasil continuaba con el ánimo elevado luego del set ganado. El juego se emparejó y Argentina logró una ventaja de 5 a 3 ajustada. En ese momento, el técnico brasileño Renan Dal Zotto pidió un tiempo técnico clave en esta instancia para evitar que a su equipo le suceda lo mismo que en los primeros dos sets. Sin embargo, Argentina se mantuvo implacable con fortaleza en el bloqueo y la defensa. Esto puso a la selección con una ventaja de 10 a 4 que provocó una fuerte tendencia a pensar que se podía cerrar el partido en este set y lograr la primera victoria en estos Juegos Olímpicos.

La historia cambió cuando Brasil buscó la inyección anímica con los recambios, se acercó, igualó y lo dio vuelta 19 a 18. En este punto del partido, el tiempo técnico fue pedido por Méndez para intentar evitar lo que terminó sucediendo: Brasil ganó el parcial 25 a 21, empató el partido y debieron ir al tie break.

El mismo fue punto y punto hasta que un bloqueo de Bruno Lima puso la ventaja del 11 a 9 para Brasil en el tramo decisivo del tie break. Brasil no lo aprovechó y, también con errores, lo igualó 11 a 11 para después cometer un error en el servicio de saque que volvió a poner la ventaja en Argentina por 12 a 11 pero, una vez más, Brasil lo igualó al instante y esta dinámica se repitió hasta que el rival encontró el 16 a 14 definitivo para ganar el partido.

La próxima presentación será este miércoles a las 2:20 de la madrugada contra Francia y la selección argentina comienza a verse más comprometida y con la obligación de empezar a ganar si quiere pasar a la siguiente instancia.

Formaciones e incidencias

Argentina: Luciano De Cecco (1), Bruno Lima (26), Sebastián Solé (4), Agustín Loser (9), Facundo Conte (14), Ezequiel Palacios (18). Líbero: Santiago Danani. Ingresaron: Matías Sánchez (-), Federico Pereyra (1), Cristian Poglajen (-), Martín Ramos (-).

Brasil: Bruno Rezende (-), Wallace De Souza (12), Isaac Santos (1), Lucas SaatKamp (9), Yoandy Leal (17), Ricardo Lucarelli (8). Líbero: Thales Hoss. Ingresaron: Fernando Kreling (-), Alan Souza (7), Douglas Souza (4), Mauricio Silva (2).