La selección de fútbol femenino argentina concluyó su participación en la She Believes Cup con una derrota ante Estados Unidos. Megan Rapinoe (en dos ocasiones), Carli Lloyd, Kristen Mewis, Alex Morgan y Christen Press marcaron para el 6-0 que llevó a las norteamericanas a ganar la cuarta edición de la competencia.

Luego de dos partidos en los que había tenido una actuación bastante mejor de lo que se esperaba, en el encuentro ante Estados Unidos el combinado nacional mostró su peor cara. Contra Brasil había tenido un partido decente, pese a la derrota, y contra Canadá un empate hubiese sido merecido. Pero contra las número 1 del ranking jugaron un partido distinto. Carlos Borrello armó dos líneas de 5 y la selección fue completamente dominada por Estados Unidos. Desde un comienzo, Argentina les dejó manejar la pelota, esperando no recibir gran cantidad de goles. Las albicelestes no podían salir de su cancha, más por un armado propio que por el otro equipo, y si una jugadora quería avanzar, lo debía hacer completamente sola, porque todo el equipo estaba retrasado, al punto de que Yamila Rodríguez acompañaba a Romina Núñez (marcadora lateral por la izquierda) en la cobertura de su lado y Soledad Jaimes estaba casi de doble 5.

15 minutos fue lo que le duró la estrategia a Borrello e, incluso, pudo haberse abierto el marcador antes porque hubo varias situaciones claras que habían sido evitadas por la defensa argentina entre lo que se contabiliza un remate de Rose Lavelle que se había ido por encima del travesaño. Al cuarto de hora, la jugadora del Manchester City fue la que habilitó con un pase entre líneas a Megan Rapinoe para que convirtiera el 1-0.

Un nuevo pase que superó la línea del mediocampo rival llevó la pelota a Carli Lloyd, quien luego asistió a Rapinoe para el 2-0. Diez minutos después, la ganadora del Balón de Oro del 2019 habilitó a Kristie Mewis que ingresó al área argentina y tiró un centro bajo para que Lloyd, ante la salida de Solana Pereyra, convirtió el 3-0. Un error en la salida de Argentina culminó en el 4-0 de Mewis.

El segundo tiempo empezó con un Estados Unidos menos peligroso pero, a pesar de la entrada de Mariana Larroquette y Miriam Mayorga a los 51 minutos, y de Dalila Ippolito unos minutos después, que le podían dar una frescura al ataque, las argentinas tampoco pudieron llegar al área rival.

Alex Morgan fue la autora del quinto gol tras otro pase entre líneas que la dejó en el borde del área, mano a mano con Pereyra, y que Morgan no tuvo problemas para definir. Para finalizar, una de las grandes «verdades» del fútbol se volvió a cumplir: un cabezazo de Lindsey Horan en el área sirvió de asistencia para Christen Press que, de la misma manera, marcó el 6-0 final.

Así se terminó un torneo agridulce para Argentina. Por un lado es positivo participar de una copa tan importante con tres de las mejores selecciones de fútbol femenino y, a su vez, las jugadoras estuvieron a la altura a pesar de los resultados. Por el otro, a veces con los planteos técnicos parece que no se espera mucho de ellas. Y desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) parecería que tampoco esperan mucho, si no se busca alguna manera oficial de que se pueda transmitir en el país, como sí lo hicieron el resto de las competidoras.

En el otro partido del día, Brasil había derrotado por 2-0 a Canadá con goles de Debinha y Julia Bianchi y se quedó con el segundo puesto al haber ganado dos de los tres partidos. Estados Unidos, con puntaje perfecto, salió campeona. Megan Rapinoe con sus tres goles fue la goleadora del torneo.

Formaciones e Incidencias

Estados Unidos: Jane Campbell; Kelley O’Hara, Tierna Davidson, Becky Sauerbrunn, Casey Krueger; Julie Ertz, Rose Lavelle, Kristie Mewis; Christen Press, Carli Lloyd, Megan Rapinoe. Director técnico: Vlatko Andonovski.

Argentina: Solana Pereyra; Adriana Sachs, Marina Delgado, Aldana Cometti, Daiana Falfan, Milagros Menéndez, Romina Núñez, Vanesa Santana, Yamila Rodríguez, Clarisa Huber, Soledad Jaimes. Entrenador: Carlos Borrello.

Goles: 16’ Megan Rapinoe (Estados Unidos), 26’ Megan Rapinoe (Estados Unidos), 35’ Carli Lloyd (Estados Unidos), 41’ Kristie Mewis (Estados Unidos), 84’ Alex Morgan (Estados Unidos), 88’ Christen Press (Estados Unidos).

Cambios: 32’ Emily Sonnett por Kelley O’Hara (Estados Unidos), 46’ Margaret Purce por Casey Krueger (Estados Unidos), 46’ Alex Morgan por Carli Lloyd (Estados Unidos), 46’ Eliana Stabile por Romina Núñez (Argentina), 51’ Mariana Larroquette por Milagros Menéndez (Argentina), 52’ Miriam Mayorga por Clarisa Huber (Argentina), 59’ Dalila Ippolito por Daiana Falfán (Argentina), 62’ Sophia Smith por Megan Rapinoe (Estados Unidos), 62’ Jaelin Howel por Julie Ertz (Estados Unidos), 63’ Yael Oviedo por Yamila Rodríguez (Argentina), 75’ Valentina Cámara por Soledad Jamies (Argentina).

Amonestadas: 27’ Romina Núñez (Argentina), 72’ Vanesa Santana (Argentina), 90’ Dalila Ippolito (Argentina).

Árbitra: Marianela Araya Cruz (Costa Rica). Estadio Orlando City.