En la apertura de las Sesiones Ordinarias en el Congreso Nacional, el presidente Alberto Fernández anunció la creación del Consejo para la Prevención y Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios. El mismo se instauró a través del Decreto 123/2021.

El principal objetivo de esta medida es asegurar un trabajo articulado entre los organismos estatales, de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Para de esta manera, impulsar la prevención, investigación, sanción, asistencia y reparación de los femicidios, travesticidios y transfemicidios.

Este Consejo estará formado por las titulares de los Ministerios de las Mujeres, Géneros y Diversidad; de Justicia; y Derechos Humanos y de Seguridad, quienes dictarán el reglamento interno de funcionamiento. Vale mencionar que el trabajo realizado será en carácter “ad honorem”.

En este sentido, el pasado 8 de marzo y en el marco del ”Día Internacional de la Mujer”, se llevó a cabo la firma del Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la Violencia de Género, donde suscribieron gobernadores, gobernadoras y el Jefe de gobierno de la Ciudad, comprometiéndose así a integrar el flamante organismo.

Algunas de las funciones que llevará a cabo son confeccionar políticas federales y unificadas para prevenir femicidios, travesticidios y transfemicidios; elaborar estándares, herramientas de gestión, protocolos, guías y criterios rectores generales de actuación teniendo en cuenta las particularidades de cada territorio; unificar los sistemas de registro y gestión de la información; promover mecanismos y circuitos de trabajo que aseguren una rápida y coordinada gestión de los casos de violencias por motivos de género; recomendar la elaboración y aprobación de normas que contribuyan con los objetivos propuestos; redactar y elevar un informe anual de las acciones que se tomaron en las distintas provincias y en el ámbito nacional en el marco del presente Consejo, el que deberá ser enviado al Congreso de la Nación.

Asimismo, la coordinación ejecutiva del Consejo (Ministerios de las Mujeres, Géneros y Diversidad; de Justicia; y Derechos Humanos y de Seguridad) se reunirá como mínimo cada 6 meses y adoptará un esquema de trabajo por regiones. A su vez, el decreto extiende una invitación a las autoridades de los poderes judiciales a adoptar medidas que aseguren una rápida gestión de los casos de violencias por motivos de género.

Deja una respuesta