La medida propuesta por la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se pondrá en práctica desde junio de este año. Tiene como objetivo terminar con el ausentismo escolar debido a la pobreza menstrual, es decir, por no contar con los ingresos suficientes para comprar los productos tales como toallas y tampones.

La funcionaria dijo que espera que la iniciativa nacional, que comenzará en junio en las escuelas primarias, intermedias y secundarias, cueste 25 millones de dólares neozelandeses (17,96 millones de dólares).

Al respecto de esta iniciativa, Escocia dio el primer paso con la ley de “Libre Provisión de Productos Menstruales” en 2020, asimismo, Inglaterra comenzó a entregar estos productos en sus escuelas.

Sobre la propuesta, Ardern expresó: “Ofrecer productos gratuitos para la menstruación en la escuela es una forma en que el gobierno puede abordar directamente la pobreza, ayudar a aumentar la asistencia a la escuela y tener un impacto positivo en el bienestar de las niñas».

Finalmente, vale mencionar que Jacinda Ardern desempeña su cargo desde el año 2017 y es considerada una referente a nivel mundial como defensora de los derechos de las mujeres.