En la República Argentina son 6 las provincias que tomaron la decisión de cerrar sus fronteras para prevenir la pandemia de coronavirus en sus regiones, que en Argentina llegó a 79 casos.

Vale mencionar que hasta el momento de publicación de este artículo hay más de 211.000 casos en todo el mundo y el conteo de víctimas fatales por COVID-19 es de 8.100 en más de 162 países.

De esta manera, los gobiernos de Chaco, Jujuy, Mendoza, Santa Fe y Santiago del Estero implementan la medida que tomó Tierra del Fuego en primera instancia. En la provincia del Chaco, además, impusieron el aislamiento domiciliario debido a los recientes enfermos de COVID-19, que ascienden a 12, con 1 de las 2 víctimas mortales que tiene Argentina. Por su parte, en Jujuy la iniciativa fue impulsada por la cercanía con Salta, donde se notificó de un caso positivo. Asimismo, Mendoza hizo lo propio por los cientos de personas con coronavirus en Chile (201).

Al respecto el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, mediante una conferencia de prensa comunicó que trabajará en conjunto con su par de Chaco para cumplir con la orden de no permitir ningún flujo de gente de una región a la otra, y «en el resto de los límites se mantendrá la libre circulación». «Colaboramos en el cierre de la frontera con la provincia del Chaco, a partir de la probabilidad de la circulación viral en el territorio chaqueño», detalló el mandatario.

Además, anunció que los operativos «serán en conjunto y con la presencia en la frontera de fuerzas policiales de ambas provincias y la colaboración de Gendarmería Nacional».

Por su parte, el gobernador santiagueño Gerardo Zamora se manifestó en Twitter: «Les pido a todos los hermanos co provincianos que no están realizando una función que tenga que ver con servicios esenciales, se queden en sus casas. Tomemos conciencia». De la misma forma, su par mendocino Rodolfo Suárez tuiteó que «rige un absoluto cierre de la frontera con Chile».