Un brillante Thomas Müller salvó a Bayern Munich de sufrir su segunda derrota en una Bundesliga que está más peleada que nunca a lo largo de la última década.

Leipzig estaba sorprendiendo a los vigentes campeones europeos con un 3-2 en Munich, que hacía tambalear al equipo bávaro en la punta del campeonato. A falta de 15 minutos, Kingsley Coman encontró a Müller, quien logró poner las cosas 3-3 y así, si bien no evitó dejar dos puntos en el camino, al menos se aseguró el liderazgo una fecha más.

Quien supo aprovechar la situación fue Bayer Leverkusen, que goleó 3-0 a un Schalke 04 que no encuentra el rumbo y se complica en lo más bajo de la tabla de posiciones. Esta vez sin el aporte de Lucas Alario, que no fue convocado por una dolencia en su rodilla, el equipo de las aspirinas ganó y se ubicó en el segundo lugar, a un punto de Bayern Munich.

Diferente fue el caso de Borussia Dortmund, que de ganar hubiese quedado en la misma línea que Leverkusen, pero empató en 1 contra Eintracht Frankfurt, que tuvo a David Abraham en la capitanía. Por su parte, Stuttgart dio descanso a NIco González y a Mateo Klimowicz en su victoria 2-1 ante Werder Bremen, y Hertha venció 3-1 a Union en el clásico de Berlín.