El británico Mo Farah y Sifan Hassan, de origen etíope y quien compite para los Países Bajos, batieron el récord mundial de la hora en pista en la Liga de Diamante de Bruselas. Farah recorrió una distancia de 21,330 kilómetros, mientras que Hassan marcó 18,930 en 60 minutos.

El europeo destronó a Haile Gebrselassie por 35 metros, quien había logrado una marca de 21.285 metros en 2007. En declaraciones con la prensa, Mo expresó: «Sabía que estaba en el buen camino. Creo que soy más fuerte de lo que era. Tener maratones en mi carrera me hace más fuerte. Mis piernas tienen más kilómetros y solo tengo que seguir insistiendo». Los primeros 5k los pasó en 14:05 y los 10k en 28:12, ritmo que le daba margen para batir el récord. Con sus 37 años, al finalizar la hora siguió corriendo y bromeó con que le había quedado corta la hora y siguió corriendo algunos metros. «Sabía que estaba en gran forma por todo el trabajo duro que había hecho durante las últimas seis semanas», detalló.

Por otro lado, la campeona mundial de 1.500 y 5.000 metros se anota otro récord mundial en su trayectoria. Su marca de 18.930 metros supera por un poco más de una pista a la plusmarquista etíope Dire Tune, quien había establecido un registro de 18.517 en el 2018. La neerlandesa peleó hasta el final con la keniata Brígida Kosgei, poseedora del récord mundial de maratón desde octubre del año pasado. Hassan suma el récord al de la milla 4:12.33 y de 5k en ruta 14:44, y explicó: «Gasté cinco meses en Etiopía este año sin mi entrenador. Me tomé un descanso en marzo. Durante tres meses tuvimos mucho miedo, casi no podíamos salir afuera. Fue muy duro, no entrené nada. Hace siete semanas empecé. Corrí en Mónaco pero no fue bien, ya que me retiré en los 5.000 metros. Ahora estoy más preparada y en mejor forma», declaró la nueva dueña de la marca.

Deja una respuesta