El término «volver a clases» no parece apropiado. Docentes de todo el país, desde el mes de marzo dan clases de forma remota, adaptaron sus contenidos e incorporaron herramientas para el aprendizaje y contención de alumnas y alumnos. Además, en la mayoría de los casos pusieron a disposición su recursos personales sin recibir apoyo del Estado y de las instituciones educativas. Para sostener esta afirmación alcanza con preguntar si el servicio de conectividad (internet y telefonía, por ejemplo) fue subvencionado por alguno de estos y si, en caso del desgaste o rotura de la computadora que se dispone por el uso, se harían cargo de la reparación o recambio del dispositivo.

Por eso, al hablar de la iniciativa en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia para volver a las aulas, la expresión antes mencionada no es la más acertada para un sector de la población constantemente postergado.

En cuanto al territorio bonaerense, desde este martes 13 de octubre se pone en funcionamiento el programa de Acompañamiento a las Trayectorias y Revinculación (ATR) de estudiantes en 24 partidos con bajo o nulo riesgo epidemiológico. Así lo expresó Agustina Vila, directora de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, para otorgar un «impulso a la actividad de acompañamiento y revinculación pedagógicas para la realización de las tareas de contención, como también a la detección y alerta de problemáticas afectivas y familiares».

El objetivo de este proyecto es brindar contención para quienes padecieron en mayor medida los efectos de la pandemia en el ámbito educativo. Los 24 distritos en los que se pondrá en marcha el programa son: 25 de Mayo, 9 de Julio, Adolfo Alsina, Adolfo Gonzales Chaves, Alberdi, Bragado, Carlos Tejedor, Chascomús, Chivilcoy, Daireaux, Florentino Ameghino, General Alvear, General La Madrid, General Lavalle, Guaminí, Lezama, Lobos, Monte, Monte Hermoso, Puan, Saavedra, Salliqueló, Tordillo y Tres Lomas.

Al respecto, la titular de Cultura y Educación aseguró que «los docentes y estudiantes avanzados que se inscribieron en el programa van a generar las tareas de acompañamiento en el marco de lo que las escuelas se proponen y planifican» y en el futuro próximo estará disponible en los 135 distritos, «independientemente de la situación epidemiológica que haya en estas localidades». «Sabemos muy bien que el regreso a la presencialidad puede verse afectado o suspendido por los cuidados epidemiológicos; por eso, es importante aclarar que el programa seguirá vigente para todos los distritos», manifestó Vila.

«Será por 10 alumnos por curso, estudiantes del último año de cada nivel tendrán una frecuencia de 3 veces por semana, y los de 1° a 5° año, de 1 vez, en horarios de baja circulación, sin aglomeraciones en ingresos y egresos», detalló.

CABA también

Sobre el reintegro de alumnas y alumnos a las aulas porteñas, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, brindó este lunes una conferencia de prensa en la que afirmó que los últimos años de primaria y secundaria de escuelas públicas tendrán clases presenciales. Asimismo, las y los docentes podrán utilizar transporte público para movilizarse hasta los establecimientos educativos.

De esta manera, quienes finalizan sus estudios secundarios (5° año en escuela media, 6° en técnicas) volverán a la escuela esta semana y en los casos que culminan el paso por la primaria (7° grado) harán lo propio la semana próxima. Además, la titular de la cartera educativa adelantó que analizan «adelantar unos días o un mes» el inicio del ciclo lectivo 2021.

Acerca de las formas en que se dispondrá la presencialidad, serán en grupos de 10 chicas y chicos con diferencias horarias de media hora para evitar el cruce con otros cursos y, en el caso que se diagnostique un caso positivo de coronavirus, se aislará a ese equipo.

«Si los adultos hacemos los esfuerzos, vamos a poder seguir con estos indicadores epidemiológicos que nos permitan pensar, en algún momento, presentar alguna instancia de presencialidad para todos los chicos y chicas antes de fin de año». «No es la vuelta a clases pensando la escuela que dejamos en marzo», concluyó Acuña.