La Adiministración Nacional de Aviación Civil (ANAC) presentó un proyecto de ley que sirva de marco regulatorio para la utilización de drones en el espacio aéreo en Argentina, que actualmente se encuentra sin normativa.
La iniciativa de ANAC, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, fue denominada «Proyecto de Reglamento Provisional de los Vehículos Aéreos No Tripulados» y establece que los drones (y otros aparatos similares) que tengan un peso superior a 10 kilos tendrán que tener una autorización para su utilización a cielo abierto. Además, se prohíbe su circulación en espacios aéreos controlados o áreas de influencia de un aeródromo.
Asimismo, el texto agrega que no podrán volar «a una distancia lateral menor a los 200 metros de áreas residenciales, urbanizaciones, viviendas aisladas, rutas y/o autopistas y reuniones públicas o privadas al aire libre y a menos de 1 kilómetro de pueblos o ciudades».
Este proyecto de ley sigue las indicaciones y recomendaciones de la Organización de la Aviación Civil Internacional (ICAO) y, por ello, también restringe el uso de drones a horarios diurnos y bajo condiciones climáticas y meteorológicas «que permitan su operación segura».
Mientras los países elaboran sus normas de caracter transitorio, ICAO redacta una de caracter global para el año 2018.