Y ahora son dos

La noticia de la semana para los argentinos (y latinoamericanos también, ¿por qué no?) es la llegada de Gabriel Deck a la NBA, precisamente a Oklahoma City Thunder. La franquicia de la Conferencia Oeste se ubica actualmente en el puesto 13, lejos de llegar a los lugares de clasificación para los playoffs e, incluso, del play-in. Por delante tiene 20 encuentros hasta el 16 de mayo y el santiagueño, ex San Lorenzo de Almagro, jugará cuatro meses, con la posibilidad de renovar para las próximas dos temporadas. A diferencia de Facundo Campazzo, cobrará un jugoso salario por menos de un cuarto de temporada, en oposición a su sueldo en Real Madrid, club que pretendía incrementárselo en una futura renovación. 26 años son los que tiene “Tortu” Deck, una de las grandes figuras del básquet argentino y que en el último Mundial en China había despertado la atención de Kobe Bryant. La duda que siempre se presenta con un jugador FIBA: ¿le conviene jugar en una franquicia exitosa donde probablemente verá pocos minutos en cancha? ¿Es preferible que esté en un equipo sin ambiciones para disputar y ganarse un puesto? Ambas opciones tienen pros y contras, en el caso particular de Deck llega en una plenitud y madurez que lo beneficiará para participar de manera más activa, en comparación con Facu, quien recaló en Denver, un equipo con aspiraciones serias tras alcanzar la final del Oeste en la temporada anterior. El primer juego de Deck en el que estaría disponible sería frente a Philadelphia 76ers el domingo 18 de abril.

El equipo de la semana

La otra franquicia de Los Angeles, Clippers, tuvo una semana providencial tras cuatro victorias de manera consecutiva, racha que le devuelve el tercer puesto perdido hace unos días a mano de los Denver Nuggets. El comienzo de esta serie fue ante su rival de ciudad, con un gran triunfo por 104 a 86 ante un diezmado Lakers que todavía sufre las bajas de LeBron James, Anthony Davis y Kyle Kuzma. El siguiente paso fue una contundente performance ante Portland Trail Blazers por 133 a 116 con sendas actuaciones brillantes de Kawhi Leonard (36 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias) y Paul George (36 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias). La tercera parada fue ante un rival directo en lo más alto de la tabla, el sorprendente Phoenix Suns, balanceado entre figuras veteranas y jóvenes proyecciones. Nuevamente, Leonard y George se mostraron con la mano caliente, el primero con 27 puntos y el segundo con 33 para un triunfo importante por 113 a 103 como local. La última de las victorias de esta semana fue ante el alicaído Houston Rockets que ya se despidió de esta temporada: 126 a 109 fue el triunfo en el Staples Center con otra presentación descomunal del dúo Leonard y George, aquí anotaron 58 puntos entre ambos, pero desde la banca también contaron con los aportes del francés Nicolas Batum (17 puntos y 3 rebotes) y del joven Terance Mann (16 puntos, 3 rebotes y 9 asistencias).

El viento del Este

Philadelphia 76ers recuperó el valioso primer puesto de la Conferencia, gracias al buen desempeño del equipo como es habitual, pero también ayudado por el calendario que le permitió enfrentar a varios equipos mediocres de esta temporada. Las victorias ante Minnesota Timberwolves (122 a 113), Cleveland Cavaliers (114 a 94) y Oklahoma City Thunder (117 a 93) marcan una superioridad para nada sorprendente pero aseguran una continuidad que se proyectaba ya desde los primeros partidos. En lo que se viene para el equipo de Pennsylvania se presentan encuentros muy duros y determinantes, en especial los tres inmediatamente siguientes: Dallas Mavericks de visitante, Brooklyn Nets (el máximo competidor por el primer puesto en el Este) y Los Angeles Clippers (en plena recuperación de su calidad óptima), ambos juegos en el Wells Fargo Center de Philadelphia. Su punta de lanza sigue siendo el camerunés Joel Embiid, al que las lesiones por ahora se disiparon en su horizonte permitiéndole desplegar su mejor básquet, el cual se articula de manera compatible con las altas aspiraciones de la franquicia en vistas a los playoffs.