La avanzada argentina

Se convirtió en una sana costumbre que en este reporte tengamos un apartado dedicado a la acción de los argentinos en la NBA, como lo fue en la década del 2000 fruto de la “Generación Dorada” con Manu Ginóbili como punta de lanza de tal fenómeno.

Si bien hace algunos años «se apagó» la presencia argentina, en esta temporada parece presentarse una luz para el renacer de una etapa nueva. El comienzo de la misma tuvo la llegada de Facundo Campazzo a Denver Nuggets y tal incorporación no resultó sorpresiva por su nivel sino por el entramado burocrático que representaba su desvinculación con el Real Madrid. Tras un comienzo pedregoso, Facu aprovechó las oportunidades y, además, adaptó su juego para ser una opción de tiro, siendo él -hasta su arribo en la NBA- un organizador y un asistente más que un tirador. La grave lesión de Jamal Murray, el base titular, le abrió aún más las chances de sumar minutos e, incluso, ya tiene en su haber varios partidos jugados como titular. En el juego frente a New Orleans Pelicans, el cordobés marcó su primer doble-doble en la liga: 19 puntos y 10 rebotes, además de tomar 6 rebotes.

La gran novedad de la semana fue el debut del santiagueño Gabriel Deck, su equipo Oklahoma City Thunder se enfrentaba al mencionado New Orleans Pelicans, tras una victoria importante frente a Boston Celtics después de 14 juegos. Deck no esperaba ver muchos minutos en campo pero ingresó rápidamente en la rotación del equipo, su primer doble fue tras un rebote ofensivo tomado por él y, nada menos, que frente al potente Zion Williamson, uno de los jugadores de mejor porte físico de la NBA. Oklahoma se encuentra eliminado, incluso para disputar el play-in, por lo que Deck solo jugará doce partidos más en esta temporada. Por último, la llegada de Luca Vildozo a los New York Knicks se enfrió, aunque su incorporación al equipo más popular de la «Gran Manzana» podría efectuarse para la próxima temporada.

El equipo de la semana

Denver Nuggets es el equipo de mejor producción en la última semana. Desde la lesión de Jamal Murray, la franquicia de Colorado ostenta un récord de 9 victorias y 1 derrota. La ráfaga arrancó frente a Memphis Grizzlies con un contundente 120 a 96, Nikola Jokic marcó un nuevo doble-doble (24 puntos y 15 rebotes) pero la gran figura fue Michael Porter Jr. (31 puntos y 7 rebotes), mientras que para los de Memphis nuevamente Ja Morant se erigió como la única figura del equipo con 27 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias.

Un par de días después, llegó la batalla frente a los Pelicans, en lo que fue la mejor actuación de Facu Campazzo hasta el momento con su primer doble-doble. Jokic, el máximo candidato para obtener el premio de “jugador más valioso” (MVP), se alzó con 32 puntos. Al día siguiente, Denver tuvo que batallar para vencer a Toronto Raptors con un 121 a 111 y, nuevamente, Facu llegó a la doble decena de puntos con 12, además de repartir 4 asistencias.

Para finalizar la semana, en la visita al Staples Center logró una victoria fundamental frente a Los Angeles Clippers por 110 a 104. Jokic, como de costumbre, fue la gran figura con 30 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias. En el caso de Facu, fue el responsable de lo que se llama “la daga”: ese tiro que define un partido porque consolida una diferencia irremontable para el adversario. Su cosecha en este juego determinante fue de 10 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias. Tras esta victoria de visitante, el equipo de Colorado trepó al tercer lugar de la clasificación para los playoffs, desplazando de ese puesto a los Clippers.