El equipo de Marcelo Gallardo derrotó en la noche del jueves al Sevilla (de España) por la mínima diferencia y se quedó con la primera edición de la Supercopa Euroamericana, aún con carácter extraoficial. Esta copa la disputa el ganador de la Copa Sudamericana y el de la UEFA Europa League. El DT del club de Núñez, con este título, es el tercero que gana en la institución (la antes mencionada Sudamericana, la Recopa ante San Lorenzo de Almagro y este certamen).
Los dos equipos jugaron con un mix de titulares y suplentes, ya que hay muchos convocados por fecha FIFA además de varios lesionados. En el balance del partido los locales fueron superiores, aunque al principio les costó demostrarlo porque encontraron un equipo bien ordenado en cancha. A medida que pasaban los minutos Leonardo Pisculichi le mostraba el camino a los Millonarios y el gol vino en el segundo tiempo, en la parte final, a través de Juan Cruz Kaprof.
Un detalle para comentar es que Diego Simeone (entrenador del Atlético Madrid) presenció el encuentro y fue a ver a su hijo Giovanni, titular en el equipo de Gallardo.
River salió al campo de juego con Julio Chiarini; Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Emanuel Mammana y Leandro Vega; Augusto Solari, Leonardo Ponzio, Sebastián Driussi y Leonardo Pisculichi; Giovanni Simeone y Lucas Boyé. En el segundo tiempo entraron Juan Cruz Kaprof por Gabriel Mercado, Rodrigo Mora por Giovanni Simeone, Jonathan Maidana por Emanuel Mammana y Guido Rodríguez por Leonardo Pisculichi. Por su parte, Sevilla formó con Beto Bastos; Jorge Koke, Alejandro Arribas, Nicolás Pareja y Fernando Navarro; Aleix Vidal, Antonio Romero, Daniel Martins y José Antonio Reyes; Tiago Aspas y Kevin Gameiro.
Este triunfo y título le da un poco de aire y respiro, y viene bien anímicamente a River Plate, ya que no están pasando un buen momento en la Copa Libertadores (están complicados para pasar de ronda) y en el campeonato local también atraviesan un periodo de crisis deportiva.