La selección argentina de básquet cerró su participación, con una derrota, en la serie de amistosos previos a los Juegos Olímpicos disputados en Las Vegas, donde no pudo quedarse con ninguno de los encuentros.

Tras las caídas ante Australia (sobre la hora con un triple de Patty Mills) y Nigeria (la más sorpresiva), se despidió frente a Estados Unidos -el gran candidato a ganar la medalla de oro- con un resultado de 108 a 80.

Paradójicamente, el conjunto dirigido por Gregg Popovich también había perdido con los mismos rivales que Argentina. Desde el comienzo, los locales marcaron el terreno del juego y, en un vendaval ofensivo, se impusieron 15-4 con un Kevin Durant explosivo, que marcó dos triples consecutivos.

Los de Sergio “Oveja” Hernández nunca hicieron pie en el partido, ni siquiera en los momentos de merma ofensiva de Estados Unidos. El equipo nacional abusó de las jugadas individuales de uno contra uno, sin acudir a triangulaciones o rotaciones para hallar tiros limpios. Esta modalidad de juego está más asociada a un juego de NBA que de FIBA, por tal motivo es que resultó extraño tal planteo para enfrentar al equipo que mejor disputa esta estrategia.

Luis Scola, a sus 40 años, es la punta de lanza y sus números lo demuestran con 16 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias en tan solo 18 minutos en cancha. Otros que se destacaron fueron Nicolás Laprovittola (13 puntos), Facundo Campazzo (12 puntos) y Gabriel Deck (10). La rotación del plantel hizo que ninguno de los jugadores alcanzara los 24 minutos de juego.

Estados Unidos tuvo en el mencionado Kevin Durant y Bradley Beal como los goleadores del encuentro con sendos 17 puntos. Zach Lavine, Demian Lillard y Bam Adebayo terminaron con 15, 13 y 12 puntos, respectivamente. Popovich implementó una rotación similar a la de Hernández: ninguno de sus jugadores superó los 25 minutos en cancha. El plantel de la mayor potencia en básquet tiene un equilibrio entre jugadores de primera línea de NBA y otros que están por debajo de las grandes figuras. En ninguna de las dos columnas entra Kevin Love, quien resulta un caso curioso por haberse perdido casi toda la temporada en su equipo Cleveland Cavaliers y que, además, está muy lejos de su mejor nivel.

Por el lado de Argentina, el entrenador todavía no definió su lista de 15 para llevar a Tokio 2020. El subcampeón del mundo debutará en el Grupo C el lunes 26 de julio a las 1:40 (hora argentina) ante Eslovenia (recientemente clasificada en el repechaje). El camino en los juegos seguirá frente a España el jueves 29 a las 9 horas y el cierre frente al local, Japón, el domingo 1° de agosto a la 1:40 horas.