La «Gloria» empató 1 a 1 con Estudiantes de Caseros de local y, por ventaja deportiva, se quedó con la final del reducido para volver a la máxima categoría del fútbol argentino. El partido tuvo un pésimo arbitraje que perjudicó a la visita.

De entrada, el «Pincha» incomodó al conjunto local, atacó por las bandas y generó problemas en la defensa rival. Desde los primeros minutos, el árbitro Fernando Espinoza fue decisivo con sus malas decisiones, ya que al contacto mínimo sancionaba falta a favor de los cordobeses.

Tanto era el empuje de Estudiantes que, a través de un córner que conectó solo Juan Cruz Randazzo, se puso arriba en el marcador para la sorpresa de varios. Instituto no podía generar situaciones por el gran desempeño de la defensa.

Sin embargo, otra vez más Espinoza fue determinante. En principio, amonestó a Walter Otta, técnico de la visita, por protestar un fallo e, inmediatamente después, decidió expulsarlo sin que el entrenador emitiera algún sonido. Esto no fue todo, ya que minutos más tarde echó a Lautaro Lusnig por una jugada que solo el árbitro pensó que era para tarjeta roja.

En el segundo tiempo y con un hombre de más, el local salió a atacar en busca de un gol que lo depositara en la Liga Profesional de Fútbol. Lo consiguió luego de un lateral en el que se durmió la defensa rival, tiraron un centro al área y Fernando Alarcón conectó para igualar el marcador. Cabe destacar que el central estaba en offside cuando impactó el balón: otro error del cuerpo arbitral.

20 minutos después del gol que tendría que haber sido anulado, una vez más el árbitro fue protagonista de otra jugada polémica. En principio, amonestó a Elías Alderete y, automáticamente, le sacó la roja como si fuera doble amarilla, aunque era la primera. El «Pincha» se quedó con 9.

Instituto «aguantó» el partido con dos jugadores más, pero Estudiantes seguía complicándolo. Ambos tuvieron chances para ponerse en ventaja, más el local, pero ninguno pudo romper el empate.

De esta manera, el equipo de Lucas Bovaglio volvió a la máxima categoría del fútbol argentino y, más allá de este último juego, es merecido. Hizo una campaña de campeón que solo fue superada por Belgrano. El año de los equipos cordobeses se cierra de la mejor manera.

Formaciones e incidencias

Instituto: Jorge Carranza; Giuliano Cerato, Matías Ferreira, Fernando Alarcón, Sebastián Corda; Gabriel Graciani, Roberto Bochi, Franco Watson, Santiago Rodríguez; Claudio Pombo, Patricio Cucchi. Entrenador: Lucas Bovaglio.

Estudiantes: Lucas Bruera; Delfor Minervino, Juan Cruz Randazzo, Stéfano Brundo, Lautaro Lusnig; Alan Cantero, Sebastián Mayorga, Nicolás Pelaitay, Enzo Acosta; Facundo Pereyra, Facundo Castelli. Director técnico: Walter Otta.

Goles: 14′ Juan Cruz Randazzo (Estudiantes), 56′ Fernando Alarcón (Instituto).

Amonestados: 20′ Juan Cruz Randazzo (Estudiantes), 37′ Facundo Castelli (Estudiantes), 40′ Giuliano Cerato (Instituto), 69′ Matías Ferreira (Instituto), 75′ Elías Alderete (Estudiantes), 81′ Sebastián Corda (Instituto), 83′ Franco Lonardi (Estudiantes), 89′ Stéfano Brundo (Estudiantes).

Expulsados: 41′ Lautaro Lusnig (Estudiantes), 75′ Elías Alderete (Estudiantes).

Cambios: 45′ Diego López por Alan Cantero (Estudiantes), 45′ Nicolás Mazzola por Patricio Cucchi (Instituto), 56′ Franco Lonardi por Enzo Acosta (Estudiantes), 56′ Tomás Bolzicco por Facundo Castelli (Estudiantes), 60′ Jonathan Delarrosa por Nicolás Mazzola (Instituto), 70′ Nicolás Watson por Claudio Pombo (Instituto), 71′ Elías Alderete por Facundo Pereyra (Estudiantes), 71′ Lautaro Parisi por Sebastián Mayorga (Estudiantes), 79′ Agustín Gómez por Franco Watson (Instituto).

Árbitro: Fernando Espinoza. Estadio: Juan Domingo Perón.

Deja una respuesta