Una vez conseguidos los resultados de su campaña para que Gran Bretaña opte por dejar la Unión Europea, el principal promotor del Brexit, Nigel Farage, anunció que deja su cargo como diputado en el Parlamento europeo y que también renuncia a su liderazgo en el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP).

“Nunca he sido un político, ni he querido hacer de la política mi profesión. He estado en política con el objetivo de sacar a Reino Unido de la Unión Europea”, expresó en conferencia de prensa el funcionario al tiempo que comunicaba su decisión. “Así que creo que lo correcto es que me haga a un lado como líder del UKIP”, comentó Farage. “Durante el referéndum dije que quería nuestro país de vuelta… ahora quiero mi vida de vuelta”.

Al respecto, vale aclarar que los demás parlamentarios del UKIP, una agrupación política con marcadas tendencias contra la inmigración y que aboga por el control minucioso de las fronteras, seguirán cumpliendo sus funciones hasta que llegue el momento de la salida del Reino Unido de la Eurozona. Además, Nigel Farage cree que este contexto puede significar un punto de inflexión en favor de su partido, porque cree que “el UKIP está en una buena posición y continuará, con todo mi apoyo para atraer el voto”. Asimismo, expresó que “vamos a abandonar la Unión Europea y los términos de la retirada no están claros. Si hay demasiada reincidencia por parte del Gobierno, y con el Partido Laborista alejado de muchos de sus votantes, entonces los mejores días del UKIP están aún por llegar”.

Desde Londres, el periodista Pablo Guimón de El País, asegura que “de Farage también es el mérito de haber colocado en la primera línea del debate político británico el miedo a la inmigración que subyace en la Inglaterra media. Casado en segundas nupcias con una alemana y padre de cuatro hijos, encarna la caricatura del liberal anglosajón. Cuanto menos Estado, mejor. Y un supra Estado, ni en pintura. Para Farage la libertad individual es soberana, lo que le ha llevado a sostener posturas relajadas respecto a la legalización de las drogas o el matrimonio homosexual”.

Además de haber provocado en reiteradas veces al primer ministro David Cameron para que este intente a través de un referéndum cerrar el tema de la salida o permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea (que a fin de cuentas no salió como esperaba el mandatario), otro de los “logros” de Nigel Farage como líder político es el haber instalado en la agenda y en la opinión pública inglesa, por ende en el conjunto de la sociedad, el temor a la inmigración.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.