Ir al cine o salir con amigos se puede volver complicado después de tener un hijo. Este es un tema que aqueja a muchas parejas jóvenes, y no tanto, que desean volver a la “normalidad”, si es que esto ocurre, después de tener un hijo. Experiencia Cinemamá es una iniciativa dedicada a esos padres que desean reinsertarse en la vida cultural de manera temprana durante los primeros meses de vida del bebé.

¿Cuál es la diferencia con una sala tradicional?

Se trata de funciones especiales con salas adaptadas, cuentan con cambiadores, sonido más bajo, espacio de juegos, temperatura agradable, estacionamiento para cochecitos y luces levemente encendidas. Las salas también cuentan con personal para asistir a los padres en caso que lo necesiten. Estas funciones tienen la ventaja de ser poco concurridas, si el bebé llora, la idea es que puedan mecerlo un poco, caminar por la sala, o darle de comer sin problemas.

¿Cuánto cuesta la entrada?

La entrada vale lo mismo que en una función tradicional y los bebés hasta 24 meses no pagan. Las promociones con tarjeta de crédito son válidas para estas funciones. Las entradas se venden en la boletería o en el sitio web del cine durante la semana de la función.

¿Dónde se realizan las funciones? ¿Y cuándo es la próxima función?

Las funciones se realizan en los complejos Cinemark de Palermo (Antonio Beruti 3399), Puerto Madero (Avenida Alicia Moreau de Justo 1920) y Caballito (Avenida La Plata 96), todos en la Ciudad de Buenos Aires. La última película exhibida fue “The Shape of Water” (“La forma del Agua”), el film ganador de varios Premios Oscar, que se exhibió el martes 6 de marzo a las 13:30 horas en el cine de Palermo. Las funciones en este complejo son el primer martes de cada mes y la próxima con salas adaptadas será el sábado 17 de marzo en el Cinemark de Puerto Madero.

¿En qué horarios suele ser la proyección?

Las funciones se realizan durante los primeros horarios del día en que las salas de cine suelen estar más vacías para la comodidad de la madre y del bebé. Para aquellas familias que trabajan también hay funciones los sábados por la mañana.

¿Cómo se realiza la elección de la película?

La película se selecciona a través de una encuesta en el sitio web cinemama.com.ar. Ya está abierta la votación para la próxima función del 17 de marzo en Puerto Madero. ¡A votar! Y a tener en cuenta que el tipo de películas es para adultos. Hay que considerar que el tipo de cintas que se exhibe está destinado al público adulto, por lo que una de las recomendaciones es asistir con bebés de hasta 18 meses para no exponer a los niños a un contenido inadecuado.

¿Es recomendable asistir al cine con un bebé?

Para eso, hablamos con una terapista ocupacional que, además, es mamá y nos contó que todavía está resolviendo cómo ir al cine con su bebé. Como tantos otros, ella elige dejar a su bebé con alguien de confianza, ya que la oscuridad del cine puede ayudar pero los ruidos pueden afectar al bebé, ya que su oído es mucho más sensible que el de un adulto. En base a su especialización en integración sensorial, una rama de la neurociencia que estudia los sentidos y cómo se procesan en conjunto, recomienda llevar al cine al bebé después de los 3 meses, cuando tienen mejor autorregulación. Sin embargo, eso depende del “perfil sensorial” que tenga cada uno. Algunos chicos reciben los estímulos de mejor manera que otros. De todas formas, la autorregulación se puede ver afectada por muchas variables: el sueño es una, cuando dormís mal cualquier ruido te molesta, estás más sensible, lo mismo le pasa al niño. Para ayudar al bebé a calmarse las salas deberían tener presión y movimiento lineal y rítmico.

Para reflexionar

Esta iniciativa está presente en algunos cines argentinos de la Ciudad de Buenos Aires desde el 6 de Junio de 2017, fecha en la que se realizó la primera función. Sin embargo, Argentina no es la única que está buscando alternativas para padres jóvenes. En Madrid se lleva adelante en los cines del Centro Comercial La Vaguada y los madrileños la denominaron “Sesión Teta”. Esto es sinónimo de que los consumos culturales están cambiando, ya no es más la industria la que ofrece al consumidor las opciones sino que es el consumidor el que reclama los espacios. En el caso de Madrid es bien claro: “Sesión Teta” está organizada por un grupo de madres desde las redes sociales pero las funciones se realizan en un cine de un centro comercial.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.