Todos los años, la primera Luna Nueva del año se da en el signo en el cual se encuentra el Sol: Capricornio. Como hemos descrito en notas anteriores, Capricornio es el signo de las metas, los objetivos, el trabajo y la relación con nuestro padre. Los capricornianos o aquellos con esa energía muy presente en su carta se sienten parte de la sociedad y necesitan adherirse a ciertas normas y actuar con responsabilidad, a la vez que son perseverantes y muy pacientes dado que les gusta centrarse en proyectos a largo plazo y cumplir con roles de altos cargos. Generalmente, el sentido del deber capricorniano lleva a desatender otras áreas de su vida, lo que lleva a identificar a los nativos del signo como personas “frías” o de actitud severa.

Intenciones para la Luna Nueva

Si tenemos presente estas características, podemos abordar de un modo diferente esta Luna Nueva, cuyo punto álgido se da el martes 16 de enero por la noche. Si nos enfocamos solamente en lo que es una Luna en Capricornio, tenderemos a sentirnos productivos, responsables, atendiendo a la acción y no tanto a las emociones. Pero se trata de la Luna, aquella que encuentra su domicilio en Cáncer y su exilio en Capricornio. Dado que es la primera Luna del año, y la que brindará mucha energía a las intenciones que depositemos a este 2018, te recomiendo que ese sentido del deber y la productividad lo utilices para sanar lo emocional.

Lista de intenciones

Cabe recordar que este año será apadrinado por Júpiter en Escorpio, que favorece los procesos internos de transformación e integración de aprendizajes. Por lo cual, en esta Luna Nueva te invito a tomar papel y lápiz y anotar aquello que, a largo plazo, quieras conseguir este año y que se trate no solo de objetivos laborales sino en relación a tu vida emocional. Sanación de relaciones, principalmente aquella que tenés con vos, conectar con hacer lo que sentís, con trabajos que realmente llenen tu ser y no solo el bolsillo pueden ser las grandes intenciones de esta Luna. Que el deber ser se aplique a ser, en un aspecto más interno y conectado con vos mismo y no tanto con el ser parte de una sociedad en la que, tal vez, no se trate de que debas encajar sino ser un agente de cambio. ¿Cómo? Siendo vos mismo. Tan simple como eso.

“No es sano estar adaptado a una sociedad profundamente enferma”, decía Krishnamurti, y con esta frase cerramos la nota. Que esta Luna Nueva te sea provechosa para direccionar efectivamente la energía hacia el mejor lugar en el universo: vos. ¡Bendiciones!

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.