castelar

Foto: Télam

Una vez más, el ferrocarril Sarmiento fue escenario de un accidente con víctimas fatales. A las 7 de la mañana del jueves 13 , una formación que iba hacia Moreno chocó a la altura de la estación Castelar con otra que se encontraba detenida. El saldo fue de 3 muertos y más de 300 heridos.

Transcurridas 13 horas del siniestro, la Municipalidad de Morón dio a conocer la identidad de las tres víctimas fatales: Ezequiel Agustín Vargas (de 19 años), María Laura del Zompo (38) y Cristian Darío Núñez (32).

De los 315 heridos, que fueron derivados a 12 hospitales provinciales y municipales, 272 fueron dados de alta. Anoche, solo quedaban 33 personas que se encontraban internadas, cinco de las cuales estaban en terapia intensiva.

randazzoLas causas del accidente serían fallas en los frenos y, si bien el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que los frenos eran nuevos,  un sistema que calificó “de los mejores del mundo”. Asimismo, señaló que de acuerdo con los datos suministrados por el GPS, “el tren Chapa 1 salió de Once, era un servicio semi rápido y paró en las estaciones de Flores, Liniers y Morón sin ningún tipo de inconvenientes. Desde que salió de Morón, el GPS indica que la velocidad siempre fue ascendente. Pasó por una señal amarilla que lo obligaba a desacelerar y luego no se atendió a dos señales de peligro que indican que se debe detener el tren. Pero la velocidad siguió en ascenso”.

Además, aseguró que “cada formación recibe un alistamiento antes de salir hecho por profesionales, ingenieros que revisan el funcionamiento” total de los trenes y que “nadie va a ser tan irresponsable de habilitar que salga un tren que no está en condiciones de funcionar”.

Respecto del arreglo en la formación siniestrada, el delegado de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero, expresó que “queremos una investigación seria, pero sí podemos decir que la formación identificada como Chapa 1 estuvo seis meses en los talleres por problemas en los frenos. El lunes pasado salió a prestar servicio entre las estaciones Castelar y Moreno, volvió a tener problemas y esto quedó registrado en la empresa”.

Comisión para investigar las causas

castelar

Foto: Télam

Para investigar las causas del choque se creó una comisión de investigación. Por medio de la resolución 540/2013 del Ministerio de Interior y Transporte se instituyó una “comisión de investigación del suceso acontecido en las inmediaciones de la Estación Castelar con fecha 13 de junio de 2013, que tendrá por objeto su esclarecimiento, determinando las causas y las circunstancias del mismo”.

Para poder realizar su tarea se solicita a todas las dependencias del ministerio que presten la colaboración que se les requiera.  También se señala que “la competencia atribuida a la Comisión de investigación (…) es independiente de cualquier investigación judicial que se inicie a los efectos de determinar eventuales responsabilidades, sin perjuicio de la colaboración con el Poder Judicial”.

En los artículos 2° y 3° se explica la conformación de esta comisión. Tendrá seis integrantes: un representante del Ministerio del Interior y Transporte, Alejandro Patricio Amaro; uno de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Manuel Carlos Cáceres; otro de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) – Facultad Regional Haedo, José Antonio Di Siervi; un representante de la Universidad Nacional de Lanús, Fernando Carlos Frediani; otro de la Universidad de Buenos Aires – Facultad de Ingeniería, Carlos Alfredo Godfrid, y otro de la Universidad Nacional de San Martín, José Antonio Barbero.

La falta de obras y las consecuencias

Al contrario de lo ocurrido en febrero de 2012 con el accidente de Once, la presidente Cristina Fernández de Kirchner hizo referencia al suceso en el mismo día de acaecido el mismo. Durante un acto en la Casa Rosada, la mandataria dijo sentir bronca, dolor e impotencia por lo ocurrido, aunque evitó darle alguna denominación hasta tanto no se expida la justicia. “La pérdida de un ser querido es algo irreparable. No quiero ponerle un nombre a lo que pasó, quiero esperar a que la Justicia diga qué fue”, señaló.

Foto: Télam

Foto: Télam

Si bien hubo una respuesta más rápida, el padre de Lucas Menghini, la víctima más tristemente famosa de Once, criticó a la Presidente y afirmó que ella no conoce “el dolor tal cual lo sentimos nosotros, porque no perdió a nadie de una manera tan cruel, en una tragedia tan previsible, y de una responsabilidad del Estado”. También dijo que “estas no son cosas de la vida, son tragedias previsibles, ¡qué cosas de la vida! Estas son tragedias previsibles, la vida no está constituida de tragedias previsibles, de buenos y malos momentos”.

Entre los pasajeros, para los familiares de las víctimas la sensación era de abandono, de impotencia y un cúmulo de preguntas de por qué había vuelto a ocurrir una tragedia de similares características.

La comparación y el recuerdo de lo ocurrido en Once, a casi 16 meses, no tardaron en llegar.

Los principales cuestionamientos apuntan a las obras que se anuncian largamente, más de una vez y quedan en la nada o en cuestiones que no inciden en lo primordial que es la seguridad y un viaje más cómodo y placentero. Tener vagones pintados o poder averiguar los horarios por internet o con nuestro teléfono son útiles, así como tener tableros en las estaciones para fijarse los horarios. Pero el problema es cuando no se cumplen los horarios, cuando hay demoras. Como consecuencia, no queda otra que viajar apretados. Entonces todas las innovaciones tecnológicas de información se vuelven inútiles.

castelar

Foto: Télam

Se podrá decir que se trabajó en los frenos, tal como afirmó Randazzo, lo que lleva a otra pregunta: ¿si realmente estaban en perfectas condiciones, por qué ocurrió el accidente? ¿No se analizó cómo había sido hecha la reparación? Lamentablemente, todo apunta a que la responsabilidad volvería a caer, tal como ocurrió en Once, sobre los maquinistas.

También nos podríamos preguntar por el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento que ya lleva más anuncios e inicios de obra que los que se pueden recordar con memoria. Más allá de las dificultades financieras y económicas que haya, pensemos en el impacto que tienen en la gente estas declamaciones. Principalmente, cuando después de meses se ve que la gran mayoría de los problemas siguen, si somos generosos, en el mismo estado.

Randazzo señaló que van «a redoblar la apuesta” y que “esto no nos va a hacer bajar los brazos. Trabajamos todos los días muchísimas horas para mejorar el servicio. Se han hecho muchísimas cosas, y eso todavía no alcanza”.

Lamentablemente, se paga con vidas humanas que las obras no alcancen. O la falta de ellas. Máxime si pensamos en una administración que lleva 10 años en el gobierno y que, después de la tragedia de Once, había prometido una revolución en el transporte.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.