Argentina alcanzó el segundo lugar en Latinoamérica, detrás de Chile, en la reducción de la mortalidad intrauterina, luego del análisis e investigación que expertos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHT), la organización Save the Children, la publicación The Lancet y las universidades de Queensland (Australia) y Manchester (Inglaterra) llevaron adelante sobre un total de 186 países.

El estudio revela que por segundo hay 4 nacimientos en el mundo pero por año fallecen 2,6 millones de bebés en gestación y la mitad de dichas pérdidas humanas podrían haber sido evitadas. Otra conclusión a la que llegó el trabajo es que el 98% de las muertes se dan en lugares de bajos y medianos ingresos y, como ejemplo, cita que una mujer en el África Subsahariana tiene un riesgo 30 veces mayor que otra en Finlandia.

Además, la investigación abordó los avances de cada uno de estos países durante los últimos 15 años, que arrojó el resultado de Chile como la nación que primera se ubica en este ranking, al ocupar el 28° lugar junto a Canadá. Por su parte, Argentina fue quien tuvo mayores logros, ya que se ubica en el 43° puesto y se encuentra en las mismas condiciones que Francia y Rusia. “Chile apenas redujo la tasa de muertes intrauterinas en los últimos 15 años. En cambio, el progreso de Argentina fue más grande y se produjeron mejorías notables”, manifestó el doctor José Belizán, del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), ubicada en el barrio de Palermo, en Buenos Aires.

De esta forma, el documento asegura que una mujer en Argentina o en Chile tiene casi el mismo riesgo de experimentar mortalidad intrauterina que en Estados Unidos o la mayoría de los países de Europa occidental.

Asimismo, el médico también destacó el caso de Cuba, que es uno de los países que más redujo la tasa de muertes intrauterinas junto a China, Holanda y Polonia. “Cuba es el ejemplo latinoamericano de salud pública”, afirmó Belizán.

Al respecto de qué políticas públicas se afrontan y qué plazos se estiman para revertir la situación actual, la neonatóloga e investigadora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Joy Lawn, declaró a la BBC que “nuestro análisis muestra que se necesitarán más de 160 años, al ritmo actual de progreso, para que un bebé nacido en África tenga la misma probabilidad de evitar nacer muerto que un bebé en un país de ingresos altos. Esto es inaceptable”. Además, contó que “hay 1,3 millones de casos donde la mujer entra en trabajo de parto con un bebé vivo, que está moviéndose, y ese bebé muere antes de nacer” y que “uno de los grandes mitos sobre las muertes intrauterina es que son inevitables”, afirmó Lawn.

Finalmente, Belizán expresó que “el segundo problema más importante en América Latina es la falta de soporte” y el apoyo a las familias que pasaron por esta experiencia. “Muchas veces no se ponen en el lugar de una persona que ha pasado por la muerte de un hijo. Es una gran carencia que tenemos que trabajar en América Latina y un gran reto en la región”, concluyó el especialista.

Las muertes intrauterinas en Latinoamérica en 2015

El ranking lo encabeza Chile con 3,1 casos cada 1.000 nacimientos, que lo posiciona en el 28° lugar entre 186 países, y el ranking de reducción de la tasa lo deja en el 103° puesto mundial. En el caso de Argentina, la tasa es de 4,6 y actualmente ocupa el 43° lugar, aunque en la reducción se sitúa 20°. El podio lo completa México (49°) con 5,5 muertes por cada 1.000 nacimientos y la misma escasa reducción que Chile en los últimos 15 años.

Luego siguen Costa Rica (54°) con 6/1.000, Panamá (56°) y 6,1/1.000, Cuba (57°) y 6,2/1.000 pero con una reducción en 15 años que lo deja en el 6° puesto mundial en este ámbito, Uruguay (62°) con 6,6/1.000, Venezuela (64°) con 7,1/1.000, Nicaragua (67°) con 7,4/1.000 y Ecuador (70°) con 7,7 pérdidas humanas cada 1.000 nacimientos.

Si pasamos a la segunda mitad de países americanos con políticas públicas para revertir la mortalidad intrauterina, comenzamos con Colombia (75° y 8,1), seguido por Brasil (78° y 8,6), Belice (86° y 9,8), República Dominicana (94° y 11,1), Guatemala (101° y 11,9), El Salvador (106° y 12,2), Honduras (109° y 12,6), Bolivia (110° y 12,9), Paraguay (112° con 13,4) y cierra el ranking Haití (164° país del mundo, comparable en este rubro con Senegal o Bangladesh) con 24,9 muertes cada 1.000 nacimientos.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.