Un análisis del Laboratorio de Igualdad en América Latina del Banco Mundial estima que las posibilidades de que un porcentaje de la población latinoamericana regrese a la pobreza es creciente.
Así lo advierte el informe que el organismo elaboró, que calcula en aproximadamente el 38% de los habitantes y lo considera el mayor grupo socio económico en Latinoamérica, pese a que anuncia un crecimiento regional del 0,1% durante este año.
Además, del estudio se desprende la conclusión que, pese a que en los últimos años los índices consideran que se lograron avances, aún estas poblaciones distan mucho de posicionarse como clase media.
Según el Banco Mundial, para que uno deba ser considerado en este segmento y salga del criterio de vulnerabilidad debe tener un ingreso diario de entre 4 y 10 dólares.
Para comprender un poco las estimaciones del organismo, en el año 2013 se consideraba a una persona pobre en la región si ganaba hasta 4 dólares por día. Este espectro abarcaba el 24% del total de la población, mientras que para integrar la denominada clase media se debía percibir entre 10 y 50 dólares diarios.
Además, para el ámbito económico en Latinoamérica un reciente documento elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destaca que en el año 2014 «la región registró un crecimiento de 1,2%, si bien el balance en cuenta corriente registró un saldo negativo de casi 180.000 millones de dólares o el equivalente al 2,9% del Producto Bruto Interno (PBI) regional». Además, el informe subraya que «la inflación también aumentó, alcanzando un nivel de 7,8%».
En cuanto a la situación económica de la región para los tiempos venideros, Alfredo Calcagno, jefe de Políticas Macroeconómicas y de Desarrollo de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), asegura que «en el último año y medio o dos años, lo que tenemos es una salida de capitales que impacta negativamente sobre estas economías, reintroduciendo entonces un estrangulamiento externo en las balanzas de pago». Asimismo, el funcionario augura que «la combinación de menores precios en las exportaciones y mayores dificultades para el financiamiento se tradujo en que América Latina dejará de crecer».