Luego del acuerdo y rúbrica del Consejo del Salario que se conforma de empresarios, sindicalistas y el gobierno, el jueves se oficializó el plan de aumento del salario mínimo, vital y móvil. Mediante la Resolución 2 el mismo fue publicado este viernes en el Boletín Oficial y será, a partir del 1° de enero de 2017, de $ 8.060. Participaron del encuentro para firmar el convenio representantes de las 5 centrales de trabajadores, entre ellos Antonio Caló, Osvaldo Cornide, José Luis Lingieri, Omar Maturano, Pablo Micheli, Julio Piumato, Andrés Rodríguez y Hugo Yasky, además del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el presidente Mauricio Macri.
La adecuación de la cifra que actualmente marca una cifra de 6.060 pesos y tendrá una suba del 33% para los trabajadores con jornada completa, fue establecida en tres tramos: el primero será el 1° de junio y será de 750 pesos, luego, el 1° de septiembre se agregarán otros 750 y, como mencioné antes, para enero del año próximo llegará a 8.060. «No se puede fijar el salario mínimo a enero con ocho mil pesos cuando la canasta familiar hoy está en 16.000», manifestó Micheli al culminar el encuentro en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.
Al respecto de la situación de aquellos que realizan sus labores por hora, los valores para estos mismos periodos son de $ 34,05 desde junio hasta septiembre, luego $ 37,80 y para 2017 será de 40,30 pesos. «A nosotros nos parece un buen acuerdo, un treinta y pico de aumento para el sector empresario no es grave y creo que da un piso que no es importante pero sí aceptable para un sueldo mínimo», declaró Cornide, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Además, se actualizaron los montos mínimos y máximos para la prestación por desempleo, que pasa de ser de 400 a 3.000 pesos. Vale mencionar que este no había sido modificado desde el año 2006, es decir, alcanzó una década sin revisión alguna por parte de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.
Asimismo Yasky, representante de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), posteriormente expresó que en el encuentro en el que se alcanzó el citado acuerdo «mencionamos tres temas: la necesidad de una ley de emergencia ocupacional, y que la comisión del Empleo podía ser un ámbito propicio, ya que ahí estaban los empresarios; que se estipule el compromiso de terminar con los despidos en el sector público, y que la Argentina suscriba el convenio 158 de la OIT, que prohíbe el despido sin causa».