Argentina, más sólida que nunca

El seleccionado argentino de fútbol continúa con su paso firme y se consolida como el máximo favorito a quedarse con la Copa América Centenario luego de golear a Venezuela por 4-1 con muestras claras de solidez defensiva, un planteo estratégico impecable y una eficacia ofensiva letal.
La tarde del sábado en el Gillette Stadium de Boston presentó a un rival que, con la clasificación del conjunto que dirige Gerardo Martino entre los cuatro mejores, tiene características similares al próximo contendiente en el camino hacia la final: contragolpes rápidos y certeros, sobriedad en el juego y un aspecto físico sobresaliente si comparamos con la albiceleste.
Pero toda teoría se deshace cuando el fútbol está en los pies de Lionel Messi. El 10 argentino puso un pase largo perfecto para Gonzalo Higuaín, quien le marcó el lugar donde poner la pelota y, con un pique cruzado que dejó atrás la marca, solo tuvo que desviar la trayectoria del balón para abrir el marcador a los 7 minutos de juego.
Nuevamente el goleador de la Serie A de Italia se encargó de estirar la ventaja cuando a los 27′ aprovechó un grosero error defensivo que, luego de un pase atrás corto de Arquímedes Figuera y una lenta reacción del arquero Dani Hernández, el Pipa tomó la pelota y sorteó al portero para establecer el 2-0. Antes que finalice el primer tiempo Venezuela tuvo su ocasión para descontar, pero Luis Seijas desperdició un penal al querer picar la pelota que simplemente se la alcanzó a las manos de Sergio Romero, de muy buena actuación en todo el encuentro.
La goleada se materializó en el segundo periodo, cuando a los 59′ Messi conectó con Nicolás Gaitán (quien había sido amonestado y se perderá la semifinal) y, tras una pared cuando entraban al área, el mejor jugador del mundo ahora también es el máximo goleador de la selección (54 tantos, igual que Gabriel Batistuta) porque definió abajo al palo izquierdo de Hernández y puso el juego 3-0. Diez minutos después, y gracias a que Argentina sacó el pie del acelerador, la Vinotinto marcó el descuento con un cabezazo perfecto de Salomón Rondón. Pero el festejo no duró nada, ya que en el siguiente ataque Erik Lamela puso cifras definitivas al partido con un remate al primer palo que se coló por debajo de Hernández.
Casi como contra Bolivia (y por qué no en todos los enfrentamientos previos en la competencia), Argentina muestra que está varios escalones por encima de sus rivales y le sobra tiempo de juego para materializar la victoria. Ahora será el turno del anfitrión, Estados Unidos, el martes desde las 22 horas.
En relación a lo que pasó y lo que vendrá, Gonzalo Higuaín expresó que «estamos cada vez más cerca del objetivo, lo buscamos apenas pisamos el país» y aseguró que «estaba tranquilo, más allá de que hasta ahora no había convertido en el certamen. Era un partido importante y cumplimos con lo que pidió el técnico».

Formaciones e incidencias

Argentina: Sergio Romero; Ramiro Funes Mori, Nicolás Otamendi, Gabriel Mercado, Marcos Rojo; Javier Mascherano, Ever Banega, Nicolás Gaitán, Augusto Fernández, Lionel Messi; Gonzalo Higuaín. Entrenador: Gerardo Martino.
Venezuela: Dani Hernández; Alexander González, Wilker Ángel, Oswaldo Vizcarrondo, Rolf Feltcher; Alejandro Guerra, Tomás Rincón, Arquímedes Figuera, Luis Seijas; Josef Martínez, Salomón Rondón. Director técnico: Rafael Dudamel.
Goles: 7′ y 27′ Gonzalo Higuaín (Argentina), 59′ Lionel Messi (Argentina), 69′ Salomón Rondón (Venezuela) y 70′ Erik Lamela (Argentina).
Cambios: 66′ Erik Lamela por Gaitán (Argentina), 73′ Sergio Agüero por Higuaín (Argentina), 79′ Yonathan Del Valle por Martínez (Venezuela) y Lucas Biglia por Banega (Argentina), 84′ José Manuela Velázquez por Rincón (Venezuela).
Árbitro: Roberto García Orozco (México). Estadio: Gillette Stadium, Boston.

Deja una respuesta