Colombia continúa sin dar señales del buen juego al que habitualmente nos tiene acostumbrados pero, pese a ese factor fundamental para prevalecer en el fútbol, es el segundo de los semifinalistas de la Copa América Centenario al vencer 4-2 por la vía de los penales a Perú tras más de 90 minutos intrascendentes de juego.
Poco hay para destacar durante el partido en el que los destellos de James Rodríguez, los avances de Juan Cuadrado o la solvencia de David Ospina fueron los puntos sobresalientes de una selección colombiana que dista mucho de aquella que supo anotarse en el lote de candidatos antes de comenzar la competencia.
Por el lado de Perú, que a priori se encontraba un escalón por debajo del combinado cafetero, tuvieron en el nivel de Óscar Vilchez y el liderazgo y experiencia de Paolo Guerrero las cartas principales para jugarle de igual a igual al favorito para quedar entre los cuatro mejores de la copa. También el arquero Pedro Gallese mostró, como es habitual, que la valla inca tiene un gran guardián.
Por estos motivos no sorprende que la jugada de mayor riesgo de todo el encuentro haya llegado después de cumplido el tiempo reglamentario, cuando un tiro de esquino peruano dejó frente al arco a Renato Tapia, quien cabeceó con potencia y precisión al arco de Ospina pero el guardametas saltó y, con esfuerzo, sacó por sobre su portería.
Sin goles y sin buen fútbol, ambos definieron el pasaje a semifinales a través de la serie de penales.

La definición desde los 12 pasos

El primero en ejecutar fue James Rodríguez, que pateó de zurda rasante al palo izquierdo de Gallese que, pese a adivinar el disparo, poco pudo hacer: 1-0.
Acto seguido, Raúl Ruidiaz igualó el tanteador porque se paró en paralelo a la línea de gol y disparó un derechazo que se metió fuerte arriba. 1-1.
Juan Cuadrado volvió a poner al frente a Colombia con un derechazo idéntico al de James. 2-1.
Tapia mantuvo la paridad tras su remate recto al medio del arco que defendía Ospina. 2-2.
Dayro Moreno se encargó de volver a poner a su país arriba con un lanzamiento suave, despacio, al medio de la valla. 3-2.
Miguel Trauco fue el responsable del tiro en Perú, que no pudo asestar porque su tiro fue rechazado por los pies de Ospina, que se adelantó (debió haber sido ejecutado nuevamente). Las cosas seguían 3-2 a favor de Colombia.
Sebastián Pérez cumplió con su parte y, con un derechazo al palo izquierdo de Gallese, estiró el resultado a 4-2.
Finalmente, Christian Cueva terminó con las esperanzas de Perú cuando su disparo salió por sobre el larguero. Fin del encuentro y pasaje de una Colombia que demostró muy escaso merecimiento para estar entre los cuatro mejores seleccionados del continente. Ahora tendrá una oportunidad de canalizar dentro del campo de juego por qué en los últimos años es una de las potencias de América. El plantel de José Pekerman celebra y espera por el ganador del cruce entre Chile y México.

Formaciones e incidencias

Perú: Pedro Gallese; Aldo Corzo, Christian Ramos, Alberto Rodríguez, Miguel Trauco; Andy Polo, Renato Tapia, Óscar Vílchez, Christian Cueva; Edison Flores y Paolo Guerrero. Entrenador: Ricardo Gareca.
Colombia: David Ospina; Santiago Arias, Cristian Zapata, Jeison Murillo, Farid Díaz; Carlos Sánchez, Daniel Torres, Edwin Cardona, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez; Carlos Bacca. Director técnico: José Pekerman.
Cambios: 75′ Dayro Moreno por Cardona (Colombia), 76′ Raúl Ruidiaz por Flores (Perú), 79′ Sebastián Pérez por Torres (Colombia), 80′ Cristian Benavente por Polo (Perú) y 90′ Frank Fabra por Díaz (Colombia).
Árbitro: Patricio Loustau (Argentina). Estadio: MetLife de East Rutherford (New Jersey).