Hay muchos discos que nos llenan el alma, que nos da placer escuchar de principio a fin y que sus canciones se impregnan en nuestra memoria para siempre, a tal punto que las cantamos una y otra vez a pesar de que, muchas veces, no lleguemos a la nota exacta aunque creamos lo contrario.

En 1990, más precisamente un 7 de agosto, salió publicado el disco «Canción Animal» de la banda conformada por Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti, Soda Stereo. Para muchos fans de la agrupación, este es su mejor long play. Quizás por sus recordadas canciones y porque fue el disco en el que Soda mira para atrás para salir hacia adelante y transformarse en una de las mejores de nuestro querido rock nacional.

«Canción Animal» cuenta con 10 canciones, una mejor que la otra, incluso las que no llegaron a convertirse en sencillos para promocionar el disco. De esta obra de arte se desprenden grandes éxitos como «De Música Ligera», «(En) el séptimo día», «Un millón de años luz», «Té para tres» y la canción que le da nombre al álbum. Pero también tiene otro de los temas más lindos de Soda, llamado «Hombre al Agua». Este disco nos deja un clima pincelado por los riffs de guitarra y un poco de psicodelia con composiciones como «Sueles dejarme solo» y «Entre Caníbales».

Además de haberse posicionado en el top ten de los mejores discos de la historia del rock nacional, «Canción Animal» fue el que le permitió a la banda realizar una maratónica gira por todo el continente americano, que finalizó el 14 de diciembre de 1991 con un recital gratuito en la Avenida 9 de Julio, en el que reunió a 250.000 (incluso hay quienes dicen que fueron 400.000) personas para escucharlos en el marco del ciclo de recitales gratuitos realizados por la por entonces Municipalidad de Buenos Aires, llamado «Mi Buenos Aires Querido II», y que fue televisado en directo. De esta manera, lograron que sea la mayor reunión de personas de la historia argentina para escuchar música, relegando al segundo lugar al cantante lírico italiano Luciano Pavarotti que había alcanzado las 200.000 personas en ese mismo lugar y año.

En 1992, Soda realizó una gira para promocionar el disco en España, donde dieron recitales en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Oviedo y Sevilla, con la gira más extensa de una banda de Latinoamérica en la historia, tanto en recorrido como en tiempo de viaje.

Por eso mismo, a 30 años de su publicación, primero compartimos las 10 obras de arte que componen el disco y luego te invitamos a que te hagas un mimo al corazón y escuches esta joyita de nuestro rock nacional.

«(En) el séptimo día», «Un millón de años luz», «Canción Animal», «1990», «Sueles dejarme solo», «De música ligera», «Hombre al agua», «Entre caníbales», «Té para tres» y «Cae el sol» componen el disco.