En el tercer día del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata en su edición online, contó con actividades especiales, entre ellas hubo una charla con Miranda July y otra con Glen Keane, además de una charla sobre la Ley de Cine de 1994 y la presentación del libro «Plano detalle, miradas del cine argentino».

La actriz, directora, música, escritora y performer estadounidense Miranda July fue la encargada de abrir las Charlas con Maestras y Maestros de esta edición. La artista multidisciplinaria (que integró la programación de la 26° edición del Festival de Mar del Plata con su película «The Future» (2011), repasó su historia de vida y reveló detalles de su filmografía, que se completa con «Kajillionaire» (2020).

«Me encanta la improvisación. Eso es lo que hago con mis trabajos cuando empiezo a escribir. Es tan lindo cuando sucede. Aunque en mis largometrajes no doy tanto espacio a ello por cuestiones de tiempo, sí lo hago cuando tengo que desarrollar un guion. Ahí me tomo el tiempo necesario, que pueden ser años, algo que viene de mi profesión de escritora», contó la autora de libros como «No One Belongs Here More Than You» y «The First Bad Man», en la charla moderada por el programador del festival, Pablo Conde.

Con respecto a su más reciente trabajo, «Kajillionaire», señaló que escribió «lo que era más importante para cada actor, porque todo pasa rápidamente. Entonces, al principio de cada escena les recordaba de dónde venimos y hacia dónde vamos. Eso ayudó a que sea una película con personajes muy fuertes».

Al final de la Charla con Maestras, Miranda July adelantó que su nuevo libro será una recopilación de todo su trabajo. «Inicialmente tenía que escribir sobre todas mis obras y me daba vergüenza, por eso convoqué a varios amigos para que cuenten anécdotas desde que hice mi primer fanzine hasta mi última obra», cerró.

«Tutoría inversa»

El animador estadounidense Glen Keane (reconocido por sus trabajos en «La sirenita», «La Bella y la Bestia», «Aladdin», «Pocahontas», «Tarzán» y «Enredados», y ganador del Oscar por el corto «Dear Basketball: la leyenda de Kobe Bryant») habló sobre su debut como director de largometrajes con «Más allá de la luna», la animación de Netflix, de estreno reciente. «En esta película fui mentor, compartí lo que amo de la animación pero también aprendí mucho. Realizo lo que llamo tutoría inversa. Esta es la forma en la que quiero continuar mi carrera, por tanto tiempo como pueda».

En este panel, moderado también por Pablo Conde, se abordaron los procesos creativos, el trabajo en equipo y todos los desafíos que se sortearon para construir una de las grandes películas animadas del año. «La animación es la combinación de todas las artes juntas como la actuación, dibujo, música, baile, cinematografía, cine, pintura y diseño», describió Keane, y agregó que «es una forma de arte que te llena de humildad, porque siempre sentís que te falta todo y lo que hacés siempre está más allá de aquello para lo que estabas preparado. Ante eso, debés mirar a tu alrededor y aprender».

El presidente del INCAA, Luis Puenzo; la productora y directora Lita Stantic; el actor Jorge Marrale; el realizador Carlos Galettini; y el abogado y asesor legal Julio Raffo; analizaron lo que fue la sanción de la Ley de Cine de 1994. En la charla, moderada por el coordinador de «Historias Breves», Bebe Kamin, recordaron las luchas y gestiones que se impulsaron para lograr esa gesta. Al comenzar la actividad, Luis Puenzo homenajeó a Fernando «Pino» Solanas y reveló que «en esta mesa iba a estar sentado Pino, era lo previsto, porque en el momento de la ley era la autoridad máxima de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados de la Nación».

Con respecto al contexto en el que se impulsó aquella sanción, Carlos Galettini recordó que, si bien «era un tiempo de mucha pelea entre las entidades de gestión, estábamos todos detrás de la ley porque había crisis de verdad, no había fondos». De igual manera, Lita Stantic dijo que “la ley que regía desde 1957 solo contemplaba la recaudación de las salas, que empezaban a cerrar y no había dinero, por lo que había que alcanzar al vídeo y a la televisión”. Julio Raffo agregó que «la gente de cine que empezó a reclamar recursos tuvo una muy buena idea con respecto a las películas en televisión y la publicidad, pero que se quiso implementar por el peor de los mecanismos”.

En tanto que Jorge Marrale destacó que «en 1994 la ley parecía contrafáctica, porque se diferenciaba mucho del proceso político de aquel entonces. Hubo muchas trabas y manejos propios de esa época, pero nosotros seguimos apoyando todas esas acciones que posibilitaron el desarrollo artístico, cultural y de producción».

Plano detalle

El panel de presentación del libro «Plano detalle, miradas del cine argentino», que cuenta con el auspicio del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y la Asociación Española de la Prensa Cinematográfica, estuvo a cargo de los autores/as Lorena Cancela, Alejandra Portela, Fernando Brenner y Susana Markendorf Martínez, y fue moderada por el compilador Pablo De Vita.

«Tomar cerca de cincuenta películas de Manuel Romero y elegir frases fue armar como un itinerario sobre esa sociología particular, no solamente del cine nacional sino de la sociedad argentina que está llena de prejuicios y problemas», dijo Alejandra Portela. Por su parte, Susana Markendorf Martínez dijo que «fue muy difícil separar a Fernando Ayala y Héctor Olivera porque han tenido una intensa trayectoria juntos en Aries, que siempre se caracterizó por sacar partido de temas de actualidad y ofrecer una película de gusto popular que permitían financiar otro tipo de proyectos mucho más complejos y con un alto compromiso político».

En el libro, Fernando Brenner realizó un trabajo sobre el cine de Adolfo Aristarain, a quien lo definió como «uno de los mejores narradores y directores de actores que hay en la Argentina». En tanto que Lorena Cancela dijo que eligió reseñar a Lisandro Alonso «por lo importante que es dentro del cine contemporáneo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.