La Selección Nacional derrotó por 2 a 0 a Venezuela este viernes por la tarde, en un partido cerrado, y deberá enfrentar al anfitrión, Brasil, en semifinales de la Copa América 2019. El encuentro se desarrolló en el Estadio Maracaná de Rio de Janeiro.

Tranquilidad tempranera

Si bien el partido empezó de manera equilibrada y con ambos equipos turnándose la posesión de la pelota, fue Argentina quien quebró el marcador de manera tempranera. A Sergio Agüero le quedó un rebote dentro del área que impactó defectuosamente, pero Lautaro Martínez estuvo en la trayectoria de dicho remate para desviar de taco y vencer la valla de Wuilker Fariñez.

A partir del gol, la selección se sintió mas cómoda con el desarrollo del juego y comenzó a monopolizar el balón. Mas allá de esto, el partido se tornó demasiado cortado debido a las múltiples infracciones, más que nada por el lado venezolano.

Pasada la primera parte del periodo inicial, el encuentro se sumergió en una meseta en la cual la pelota estuvo, mayormente, en la mitad de la cancha, llegó muy poco a las áreas y Venezuela quiso profundizar, pero sin tener los caminos claros.

Argentina por su parte, si bien tampoco fue tan claro a la hora de atacar, encontró en los envíos largos la manera de complicar a la defensa vinotinto, aunque sin poder ampliar su ventaja mediante esta vía. De todas formas, se fue al descanso arriba en el tanteador por la mínima diferencia.

Dejar jugar y liquidar

En los primeros minutos de la segunda etapa, Argentina tuvo la intención de arremeter contra su rival para liquidar el pleito. Tal fue así que Lautaro Martínez tuvo un mano a mano que desperdició por escasos centímetros en su remate. Leandro Paredes no desentonó con respecto al primer tiempo y continuó haciéndose eje en la mitad de la cancha y aportó buen pase hacia adelante.

No obstante, los albicelestes se sintieron demasiado cómodos con la ventaja y comenzaron a replegarse en su propio campo. Por ende, y por la necesidad de buscar el arco contrario, los de Rafael Dudamel adelantaron sus líneas y se dispusieron a jugar en campo rival, reemplazando un defensor por un delantero.

Lionel Scaloni también metió mano al banco y reemplazó a Lautaro por Ángel Di María en busca de mayor dinámica para el contragolpe y así liquidar la serie. Pero Venezuela no se dio por vencido y tuvo la chance de empatar a los 70′ cuando Ronald Hernández remató al arco a pocos metros de Franco Armani, quien reaccionó de gran manera para impedir el gol. El entrenador argentino realizó el segundo cambio e hizo ingresar a Giovani Lo Celso para aportarle mejor pase en la mitad de la cancha a su equipo. Sin embargo, el jugador del PSG de Francia se vistió de goleador cuando capturó un remate del Kun Agüero, que probó al arquero Wuilker Fariñez, y este dejó un rebote muy largo.

La ventaja fue muy amplia para lo que quedó de partido y así se fueron los 90 minutos de la serie. Ahora Argentina deberá enfrentar a Brasil en semifinales el próximo martes a partir de las 21:30 horas.

Formaciones e incidencias

Venezuela: Wuilker Fariñez; Ronald Hernández, Jhon Chancellor, Luis Mago, Roberto Rosales; Júnior Moreno; Jhon Murillo, Yangel Herrera, Tomás Rincón, Darwin Machís; Salomón Rondón. Entrenador: Rafael Dudamel.

Argentina: Franco Armani; Juan Foyth, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Marcos Acuña; Sergio Agüero, Lionel Messi, Lautaro Martínez. Director técnico: Lionel Scaloni.

Goles: 9′ Lautaro Martínez (Argentina), 73′ Giovani Lo Celso (Argentina). Amonestaciones: 11′ Tomás Rincón (Venezuela), 15′ Yangel Herrera (Venezuela), 15′ Lautaro Martínez (Argentina), 41′ Marcos Acuña (Argentina), 43′ Salomón Rondón (Venezuela), 95′ Yeferson Soteldo (Venezuela).

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia). Estadio: Maracaná de Rio de Janeiro.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.