asclepioFue educado por el centauro Quirón, maestros de maestros. Le enseñó todos los conocimientos, pero Asclepio tenía una habilidad especial por el arte de curar y en eso se perfeccionó, a tal punto que podía resucitar a los muertos. Poseía esta facultad de su origen divino, ya que Quirón solo le enseñó la práctica de la medicina. Otra diosa lo acompañaba en esto de ponerse más ducho en la resucitación de los muertos y esta era Atenea. Cuentan las leyendas que ella fue quien le entregó dos recipientes (parecidos a esos frascos antiguos de farmacia) con la sangre de la Gorgona (mujer con cabeza de serpiente, la más conocida es Medusa). Uno de los recipientes estaba envenenado y el otro tenía el poder de resucitar al muerto. Fue así como comenzó el arte de la resucitación, y era tal el éxito obtenido, que fueron muchos los santuarios que se erigieron en su nombre. Pero sucedió que con esta práctica comenzó a poner en peligro el orden cósmico y fue a través de Hades, el dios de los muertos, que Zeus se enteró de esta actividad que estaba vedada para todo mortal e incluso para los dioses.
Hades pidió una audiencia con su hermano y cuando se encontraron, este le contó de las hazañas de Esculapio, del honor y la reputación que estaba surgiendo en toda Grecia y veía que su reino (el inframundo) estaba destinado a desaparecer. Esta situación puso de muy mal humor a Zeus y, sin ningún tipo de miramientos, tomó su rayo y la luz del mismo, como si fuera un láser, lo fulminó. A partir de ese momento Zeus comunicó que el arte de resucitar a los muertos estaba prohibido, porque nadie podía alterar el orden cósmico. Con ese desenlace se produce la muerte de Esculapio (Asclepio), pero nace como la constelación de Ofiuco.
Un poquito de Ofiuco
Hace muy pocos años comenzó a circular, dentro de los grupos astrológicos, un nuevo signo del zodiaco llamado Ofiuco, que lo insertaron entre los nacidos bajo Sagitario y ocupa el lugar entre los nacidos del 30 de noviembre al 17 de diciembre. Dicen que los que nacieron dentro de estas fechas son personas muy intuitivas, saben interpretar muy bien los sueños, suelen ser muy generosas, tienen la capacidad de sanar el cuerpo y la psiquis de los que los rodean, saben escuchar y tienen predisposición para la psicología y la medicina.
ofiuco-1Particularmente no me extraña que esto suceda, ya que la doctrina antigua y algunos tratados astrológicos esotéricos desde hace muchos años hablan de dos cosas: que el hombre va a descubrir nuevos planetas a su debido tiempo y momento, especialmente cuando estemos preparados para recibir las energías del mismo, y se insertarán nuevas constelaciones en la franja zodiacal. Precisamente, esto último el Maestro DK (en el libro de astrología esotérica de Alice Bailey) comenta que en la antigüedad habían 10 signos zodiacales  y que en la individualización del hombre dos nuevas energías tuvieron que incorporarse: una fue Libra y la otra es la separación inmediata del signo de Virgo con Escorpio, que eran uno solo.
Para continuar con Asclepio, te cuento que tuvo varios hijos. Uno de ellos fue Higya (la salud), otro fue Macaón y Podalirio (médicos que intervinieron en la guerra de Troya), también tuvo otra hija que se llamó Egle (la lucidez) y quien lo acompañaba constantemente era Telésforo, un genio de la convalecencia.
ofiuco constelacionSus símbolos eran la vara o el báculo con una sola serpiente enroscada. Este es símbolo de vida y energía ascendente. La serpiente la incorporó cuando Asclepio al curar a Glauco, que estaba muy herido, vio que en la habitación ingresaba una serpiente con hierbas en la boca, este se dio cuenta que era la medicina que iba a curar a su paciente (por la actitud del animal) y entonces tomó la decisión de darle un lugar en su símbolo.

Deja una respuesta