Este viernes 26 de mayo sucedió en Egipto un brutal ataque contra un grupo de peregrinos cristianos coptos. Este ataque se dio en la ciudad de Al-Adwa, a 350 kilómetros de El Cairo, la capital egipcia.
Esta ofensiva se dio en la ruta que los llevaba a peregrinar, donde este grupo de creyentes fue interceptado por un grupo del Estado Islámico que los esperó en el camino y, cuando el convoy religioso apareció, se abalanzaron contra los colectivos y dispararon a quemarropa. El ataque dejó un saldo de 24 muertos y 27 heridos. Además, se da también después de una serie de atentados por parte de la iglesia copta. Según los relatos de los testigos y sobrevivientes, en su mayoría las víctimas eran niños.

Contra los cristianos

La emboscada se dio por un grupo de 8 a 10 personas que atacaron los colectivos. Esto se da un mes después de la visita de Francisco al país, donde pidió por la paz en Medio Oriente. Asimismo, este hecho habría enfurecido al grupo yihadista Daesh y por este motivo ha lanzado una sucesión de ataques contra los cristianos. En diciembre de 2016 realizó un atentado suicida contra la Iglesia de San Pedro en Egipto.
El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, pidió a las fuerzas de seguridad investigar hasta las últimas consecuencias y encontrar a los culpables. También pidió esforzarse en la lucha contra el terrorismo y, si es necesario, implementar medidas drásticas.
Recordemos que en los últimos tiempos hemos visto crecer la escalada de ataques contra cristianos en Egipto y es preocupante la situación en esta región de África. Lamentablemente se especula con que los ataques contra iglesias y blancos católicos continuarán, así que habrá que ver cómo se desarrollan en los próximos meses las cosas en Egipto.