Etimológicamente, la palabra «invierno» proviene del latín y se compone de «in» (oposición) y «vernus» (relativo a la primavera): in-verno, es decir, «sin venus», sin calor. Esto porque, astronómicamente, se produce el solsticio de invierno que comienza el 21 de junio para el hemisferio sur y el 23 de diciembre para el hemisferio Norte.
El día que comienza el invierno es el día más corto del año, es donde el sol se aleja más de la Tierra y, después de pasar ese día, los días se van a alargando poco a poco durante los meses de junio, julio y agosto hasta estabilizarse y ponerse en un equilibrio entre el día y la noche en el periodo de equinoccio que, para el hemisferio sur, es el 23 de septiembre de cada año.
¿Cuál es el mito que representa al invierno?
el rapto de persefoneLa respuesta a este interrogante es el rapto de Perséfone, la doncella que fue raptada por Plutón y enviada al inframundo para compartir con Hades esa vida para siempre.
Perséfone tenía una madre llamada Ceres (de donde deriva la palabra cereales) y, al enterarse que su hermosa hija había desaparecido de la faz del planeta, fue tal su locura que dejó de realizar su tarea como madre tierra y no produjo ningún fruto y, por este motivo, poco a poco la flora fue desapareciendo. Júpiter al ver esto se dio cuenta que, el equilibrio que hasta ese momento reinaba, estaba en peligro y por ello decidió que Ceres debía saber dónde estaba su hija.
La flor de la granada
granada1Pero, además, pasó algo inesperado en toda esta historia: Plutón cuando se llevó a Perséfone le dio de comer una granada y esta fruta roja, deliciosa, muy parecida en su simbolismo a la manzana de Adán y Eva, hizo que la doncella quedara atrapada en ese mundo para toda la eternidad. Por lo tanto, Júpiter y Hades tuvieron que negociar el tiempo donde Ceres y Perséfone se podían encontrar, y fue así como nacieron los periodos de invierno, donde la doncella se guardaba y regresaba al Hades (6 meses) y los tiempos donde volvía nuevamente con su madre y compartía los otros seis meses.
Por eso, se dice que cuando Perséfone vuelve al Hades y deja a su madre, esta entra en un periodo de tristeza, en el cual recuerda nuevamente el rapto y se vuelve fría, desolada, y deja a la tierra que provoque el frío para que se realice nuevamente este proceso.