Está de más decir que Boca Juniors es uno de los equipos más importantes, populares y ganadores de Argentina. Sin embargo, hace algún tiempo viene de capa caída y esto es el fiel reflejo de los resultados obtenidos en estos últimos seis meses. En .cero te invitamos a hacer juntos un repaso del presente del equipo Xeneize.

Foto: www.fororacing.com.ar

Foto: www.fororacing.com.ar


A fines de 2012 se conocía la noticia de la desvinculación del entrenador Julio César Falcioni, en concordancia con el presidente de la institución Daniel Angelici. Hay que hacer hincapié en que el tiempo que estuvo Falcioni al frente del plantel de Boca fue fructífero, ya que se ganaron 2 campeonatos locales, se llegó a la final de la Copa Libertadores y, además, el plantel logró levantar la Copa Argentina. Pero como bien dije anteriormente, desde lo dirigencial se prefirió que el ex DT de Banfield de un paso al costado y así se pueda encontrar un nuevo director técnico. Fue allí cuando se prendió una luz de esperanza para los hinchas xeneizes: nuevamente estaba en boca de todos el «Virrey», Carlos Bianchi. Tras idas y vueltas, reuniones en la casa de uno y otro, el técnico más ganador volvería a estar en el banco para dirigir a Boca.
Con la sorpresa que gestó lo anterior, un nuevo hecho haría feliz a los hinchas y simpatizantes del club de La Ribera. Tras una novela que duró más de 8 meses, Juan Román Riquelme también volvería al club de sus amores, nada más y nada menos que de la mano de Carlos.
A raíz de esto, ya se sentía en el ambiente del fútbol un dejo de respeto, temor tal vez, y un cierto agrande de parte de los hinchas boquenses que ya se sentían ganadores de todo. Sin embargo, se dio todo lo contrario a lo esperado.
Resultados en el torneo de verano
Foto: www.cronicadelnoa.com.ar

Foto: www.cronicadelnoa.com.ar


El debut de Bianchi, tras 9 años de no ser el director técnico, fue en el Torneo de Verano en la Ciudad de Mar del Plata. El primer y el segundo partido fueron derrotas para el equipo, ante Racing por dos tantos a uno y ante su clásico rival, River Plate, por 2 a 0. En tanto, el partido frente a Independiente fue victoria para los de Bianchi por 3 a 0.
Una semana más tarde se disputó un ida y vuelta con River. El primero de los clásicos a disputar fue en el Estadio Mundialista en Mendoza, que terminó igualado en cero. El siguiente partido en el Mario Alberto Kempes, en Córdoba, el marcador nuevamente benefició por 2 a 1 al equipo de Ramón Díaz, bajo el arbitraje de Diego Abal.
Esto dejó muy mal parado a Boca de cara al comienzo del Torneo Final y la Copa Libertadores con 3 derrotas, 1 empate y una victoria.
Resultados de Boca en la Copa Libertadores
Boca comenzó su año en el ámbito internacional temprano, ya que el 13 de febrero (mismo día en el que el club cumplió 108 años), los Xeneizes se enfrentaron al Toluca en la Bombonera, y otra vez el equipo de Carlos caería por 2 goles a 1. Ya en la segunda fecha de la Copa, se enfrentó a Barcelona de Ecuador en Quito. En esta ocasión el equipo más ganador de la Copa Libertadores en Argentina se quedó con los 3 puntos del partido, al ganarle 2 a 1 al equipo ecuatoriano. En la siguiente fecha, y nuevamente en condición de local, Boca Juniors perdió frente a Nacional de Montevideo. Sin embargo, en la fecha 4 en el partido de vuelta, el equipo Xeneize se impuso frente al rival antes mencionado. Ya el 4 de abril, el equipo dirigido técnicamente por el Virrey consiguió una nueva victoria al ganarle por 1 a 0 al Barcelona en la Bombonera, aunque en la fecha 6 visitó México para enfrentar al Toluca (que fue superior) y le ganó por 3 a 2.
bocaDe esta forma, la primera ronda para los de azul y oro finalizó con 3 victorias y 3 derrotas. Con los resultados obtenidos, los Xeneizes lograron pasar a octavos de final, en donde se enfrentarían su exverdugo, Corinthians. En el partido de ida, disputado en la Bombonera, el equipo local marcó una diferencia importante al ganarle al «Timao» por 1 a 0, por consiguiente, en el partido de vuelta el partido finalizó empatado en 1 y, de esta forma, el equipo capitaneado por Juan Román Riquelme conseguía pasar a los cuartos de final para enfrentar a, nada más y nada menos, que Newell’s Old Boys.
Como en la ronda anterior, Boca fue local primero el 23 de mayo en un partido que finalizó empatado y sin goles. La semana siguiente, el 29 de mayo, el Estadio Marcelo Bielsa fue el escenario para un nuevo 0 a 0 y una definición por penales que consagró y le dio el pase a semifinales a «La Lepra». Así, Boca Juniors se despidió de su gran amor, la Copa Libertadores.
El pobre Torneo Final
El primer encuentro por el campeonato local fue frente a Quilmes, partido que ganaba con tranquilidad el cervecero y que Boca dio vuelta con 2 goles del defensor Nicolas Burdisso. El partido finalizó 3 a 2.
Boca-vs-quilmesSin embargo, no todos los partidos fueron así, ya que Boca tuvo un campeonato irregular. El segundo choque fue ante Tigre, partido que terminó igualado en cero. En la tercera fecha llegó el turno de visitar Floresta y enfrentar a All Boys y en los 90 minutos no se logró derribar a uno de los equipos más difíciles de derrotar en su propia cancha. El partido concluyó 2 a 0 a favor del «Albo». Ya por la cuarta fecha, Boca recibió a un complicado en los promedios (y hoy descendido) Unión de Santa Fe, partido que no logró ganar y terminó cayendo por 3 a 1. En las siguientes 4 fechas el equipo Xeneize conseguiría rescatar solo 4 puntos: empate en 1 con Atlético de Rafaela en Santa Fe, en la Bombonera frente a Argentinos, ante Independiente en el Libertadores de América y contra Lanús de local. Luego de los 4 empates consecutivos llegaría un golpazo para los de la Ribera: el plantel visitó a San Martín de San Juan y fue goleado por 6 a 1. Tras la derrota, el equipo dirigido por Carlos Bianchi volvió al empate frente a Belgrano de Córdoba y luego, en la fecha 11 volvería a caer. Esta vez el verdugo sería Estudiantes. Era momento de enfrentarse a su máximo rival, River Plate, y recibirlo en una Bombonera colmada. El partido fue malo, como se diría “un infarto a la retina”. El choque finalizó 1 a 1 con goles de Manuel Lanzini y Santiago Silva. Pero en la fecha 13 habría otro clásico, esta vez en Bajo Flores ante San Lorenzo de Almagro, partido que terminó 3 a 0 a favor de los «Cuervos». En tanto, en la semana venidera los Xeneizes le ganaron por 1 a 0 a Colón de Santa Fe. Ya en la fecha 15 enfrentaron a Newell’s en Rosario, en este partido Boca recibió una nueva goleada por 4 a 0. En la décimosexta fecha un empate ante Vélez Sarsfield le daría un respiro a Carlos, aunque no duraría mucho, porque al enfrentar a Racing en el Cilindro en la fecha 17, nuevamente caerían y esta vez por 2 a 0. La última semana que pasó Boca le ganó a Arsenal en la Bombonera y, de esta forma, solo resta el partido de este fin de semana ante Godoy Cruz en Mendoza.
En las 18 fechas que se jugaron hasta el momento, Boca solo ganó 3 partidos, empató 8 y perdió 7, esto significa que la efectividad solo fue del 31,5%. Boca marcó 12 goles y le convirtieron 28, es decir, en promedio 1,56 goles por partido.
Boca en la Copa Argentina
Hay que destacar que en esta edición de este torneo federal, los grandes como Racing y River perdieron en primera ronda con equipos de categorías inferiores, no por eso malos, porque demostraron calidad al ganarle a un grande.
En el caso de Boca, el 21 de marzo pasó la primera ronda al ganarle a Excursionistas (equipo de la Primera C) por 4 a 0. De esta manera, el siguiente rival a enfrentar sería All Boys, equipo que enfrentó y con el que perdió. El miércoles 19 de junio en Catamarca, All Boys y Boca se vieron las caras nuevamente.
all boysA tan solo 3 minutos de comenzado el encuentro, el equipo dirigido técnicamente por José “Pepe” Romero, se pondría arriba en el tanteador a raíz de un tiro desde el punto de penal convertido por Ángel Vildozo, aunque “el Memo” Iván Borghello aumentaría la ventaja al convertir para el Albo. Tras el 2 a 0 llegó el descuento y el gol lo convirtió Pablo Ledesma, que en el festejo del gol se puso el dedo en la boca en gesto de silencio y mirando hacia el banco. A partir del descuento, Boca se puso las “pilas” y comenzó a atacar. Aunque lo último no sirvió de mucho, ya que a los 88 minutos Brian Sarmiento pondría punto final al marcador.
Con el pitazo final marcado por el árbitro Néstor Pitana se terminaría la última luz de esperanza para el técnico, el plantel y el pueblo Xeneize. Quedó atrás la idea de ganar todo por tener el máximo ídolo del club y al entrenador más ganador de la historia. Tras quedar 17° en la tabla de posiciones, quedar afuera de la Copa Libertadores y despedirse de la Copa Argentina, solo queda esperar cómo se repondrá el equipo de cara al Torneo Inicial 2013 y quienes serán los refuerzos azul y oro.