La Cámara de Diputados bonaerense dio media sanción a un proyecto que impulsa que en las escuelas del distrito se enseñe a los estudiantes contra la crueldad hacia los animales. Valeria Amendolara, diputada del Frente para la Victoria y autora de la iniciativa, señaló que la norma no solo apunta a fortalecer «el cuidado y la tenencia responsable, que es fundamental y está vinculada también a la sanidad de toda la sociedad, sino también como un indicador de riesgo social. Los especialistas nacionales e internacionales que trabajaron para la redacción del texto nos ayudaron a observar que las personas violentas contra otras personas comenzaron siendo violentas de muchas maneras: con el lenguaje, rompiendo objetos y también lastimando animales».
La redacción del proyecto contó con la colaboración de la asociación civil Educación contra el Maltrato Animal, y fue elaborada también con sugerencias y respaldo de más de un centenar de organizaciones y profesionales, como el Centro de Prevención de Crueldad Animal y la especialista barcelonesa Núria Querol i Viñas, máster en Tratamiento de la Violencia Familiar y en Intervención Educativo-terapéutica asistida con animales.
Amendolara remarcó que «la empatía con otros seres, no solo con las mascotas domésticas, se puede pensar en términos de conducta que se trasladen hacia los humanos. Vinculamos la violencia a los animales con la violencia en general y por eso vemos necesario que desde la escuela se concientice. La experiencia de expertos que consultamos dice que en general la violencia a los animales señala violencia intrafamiliar».
Por su parte, Ángel Méndez, profesor de Biología y fundador de Educación contra el Maltrato Animal, señaló que «este proyecto tiene un triple propósito: uno es generar un espacio educativo donde se trate la problemática, otro que se instale dentro del Estado la preocupación y la prevención del maltrato animal, y el tercero es prevenir casos de violencia a humanos. La violencia tiene diferentes caras y nos interesa que, por ejemplo, en los gabinetes psicopedagógicos estén alertas cuando detectan un caso de violencia animal, porque en el fondo también se presentan casos intrafamiliares».
Sobre el trabajo de la ONG, Méndez indició que «surgió desde las aulas de las escuelas públicas en las que trabajamos varios docentes involucrados con los animales. Después se fueron sumando profesionales de distintas áreas como abogados, veterinarios, biólogos y psicólogos». Además, explicó que «detectamos que el compromiso con otro, por ejemplo un animal, disminuye la violencia en los grupos escolares». La ley no solo está destinada a animales domésticos sino que también busca la protección de caballos, las aves y las especies silvestres en general. Ahora resta que la Cámara Alta bonaerense también apruebe este proyecto y sea convertido en ley.