En la ciudad de San Pablo, el 12 de junio de 2014, se va a echar a rodar la número cinco para dar comienzo a la 20° Copa Mundial de fútbol organizada por la FIFA.
No es un detalle menor agregar que Brasil participó en cada una de las ediciones, y en esta oportunidad se garantizó su presencia por ser el país organizador. Además, todos esperamos que sea una verdadera fiesta: sabemos todo el color y la alegría que pueden ponerle desde el país vecino.
Vale recordar que en anteriores oportunidades, las entradas para los partidos se agotaron un año antes de jugarse y los pasajes salieron de las ventanillas como pan caliente, por lo que recomiendo que ya nos organicemos la agenda y avisemos que durante un mes y hasta el 13 de julio de 2014, día en que en la bellísima Río de Janeiro se juegue la final,  no vamos a estar disponibles.