parto respetadoDel 20 al 27 de mayo se celebra la Semana Mundial por el Parto Respetado. Esta es una iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR) que data del 2004. Este año está guiada por el lema “Silencio. Mujer pariendo, bebé naciendo” (“Please do not Disturb… Birth in Progress”).
Lo que se busca es poder reflexionar juntos en diferentes partes del mundo sobre la manera de nacer, priorizando la disminución de las cesáreas como modo de finalizar un embarazo y recuperar el parto como un evento de la madre, el niño y su familia, con las intervenciones médicas solo para los casos necesarios. Recordemos que el parto es un hecho fisiológico de la naturaleza y que todas las mujeres podemos parir.
Al pensar en el lema de este año, la Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización del Parto y el Nacimiento (RELACAHUPAN) expresa que, para recuperar la fuerza de parir las mujeres, necesitamos silencio, intimidad y protección.
El parto respetado
Desde principios del Siglo XX, el parto comenzó a realizarse en hospitales con el objetivo de disminuir la mortalidad materno-infantil, se instaló la idea del embarazo como una enfermedad donde perdió gradualmente el protagonismo la madre y su familia para transformarlo en “un acto médico”, donde los profesionales aplicaban prácticas destinadas a embarazos de alto riesgo a muchas situaciones donde no eran necesarias, lo que alejaba a las madres de una experiencia natural.
parto-asistidoEn 1985 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el parto no es una enfermedad.  Y en 2004, en Argentina se aprobó la ley 25.929 sobre los Derechos de Padres e Hijos Durante el Proceso del Nacimiento.
Esta ley establece que toda mujer en trabajo de parto y post parto tiene derecho a: ser informada de las intervenciones médicas que se le realizarán; ser tratada de forma individual con respeto e intimidad; a ser considerada como una persona sana; al parto natural respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos evitando las prácticas invasivas; a ser informada sobre la evolución de su parto y el estado del niño; a no ser utilizada con propósitos de investigación; a estar acompañada por una persona de su confianza (sea hombre o mujer); a tener a su lado a su bebé, siempre que este no requiera cuidados intensivos, durante toda su estadía en la institución sanitaria; a ser informada sobre la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar; a recibir información sobre los cuidados del niño y la influencia de las drogas, el tabaco y el alcohol.
Si bien esta ley fue promulgada en 2004, todavía no tiene una total implementación y se busca que se cumpla en todos los hospitales y sanatorios, tanto privados como públicos.
“Vos Podés”
parto respetadoSe trata de una asociación civil por los derechos del parto, el nacimiento y la crianza que tiene por objeto promover el estudio estadístico sobre cuestiones específicas que hacen a la manera de nacer; convoca e integra a otras organizaciones que trabajan en la región por el mismo paradigma; fomenta programas que tiendan al respeto del proceso embarazo, parto y crianza; difunde esta visión para que los padres/madres tengan derecho de elegir la manera en que traen a sus hijos al mundo; realiza talleres de sensibilización de la población en torno a los derechos del parto y del nacimiento; atiende las situaciones de conflicto o crisis que puedan presentar las madres durante el parto y el puerperio y la lactancia; organiza seminarios de difusión y de capacitación; capacita efectores de la salud; colabora con el Poder Legislativo en los proyectos que refieran a esta problemática; trabaja en pos del orden y salud pública; trabaja en el aprendizaje de conocer el propio cuerpo y prepararse para la maternidad, desde el parto y la atención del bien común, los derechos fundamentales y la integridad psicofísica de las personas.
El 25 de mayo de 2013, esta asociación realizó en el centro cultural La Alborada, de la ciudad de La Plata, una actividad vinculada a la Semana Mundial por el Parto Respetado. En el evento se reprodujeron videos de las diferentes formas de llegar al mundo y relatos de mujeres que pudieron parir en libertad de manera respetada. La convocatoria atrajo a decenas de personas, mujeres y varones, que buscan cambiar la forma de nacer.
Se destacó la importancia de respetar a la mujer en su sentir y en sus tiempos para darle el protagonismo necesario en este momento trascendental de su vida y la vida de su familia. Otro aspecto destacado fue el rol del hombre como acompañante en el proceso y como sostén de la mujer que está pariendo. Los concurrentes pudieron debatir acerca de su sentir y hacer desde su propia experiencia o desde sus creencias.
Este evento fue un disparador para próximas reuniones en la que se continúe con la lucha por un parto respetado y una crianza natural.
bebe

Deja una respuesta