Varsovia en estos días tiene sus frías calles bajo la nieve. Las temperaturas diariamente tienden a ubicarse por debajo del cero. Los 192 delegados representantes de la Cumbre Mundial de Cambio Climático lograron llegar a un acuerdo, el último día, para evitar el fracaso. Las ONG y algunas organizaciones ecologistas se retiraron del lugar ante la ausencia de políticas que financien el uso de tecnologías “no contaminantes”.

eee-e1En noviembre se desarrolló la XIX Conferencia Mundial de Cambio Climático de las Naciones Unidas, cuyo objetivo principal es limitar el calentamiento global hasta 2 grados centígrados del registrado período preindustrial. Los delegados de los países participantes acordaron a último momento, luego de fuertes intercambios de opiniones, que tenían que ver más con el lenguaje utilizado en la redacción que con el fuerte compromiso de lograr cambios urgentes en la reducción de los gases de efecto invernadero. La tarea más importante de la cumbre era crear un principio de acuerdo que terminaría de tomar forma dentro de 2 años en la conferencia de París 2015 y entraría en vigencia en el año 2020.

Las diferencias y las discusiones nacen en el Protocolo de Kioto en 1997. Allí se marcaba una diferencia entre países desarrollados y no desarrollados ante el compromiso firmado. Los últimos no estaban obligados a cumplir las metas de reducir en un 5% las emisiones contaminantes entre 2008 y 2012, tomando en referencia los niveles de 1990. Estados unidos, uno de los países más industrializados, firmó el acuerdo de manera simbólica pero no lo ratificó. Un par de años después se retiró del protocolo en disconformidad por las restricciones hacia algunos países como India y China, considerados en vías de desarrollo y que forman parte de los países con mayor emisión de gases contaminantes. Argentina firmó y ratificó el Protocolo, aún en su condición de país no desarrollado.

En este segundo período, los 192 países presentes en Varsovia lograron el siguiente acuerdo: “Los estados deben empezar a preparar contribuciones sobre lo que quieran hacer para luchar contra el cambio climático, las cuales serán también integradas en el acuerdo 2015″.

En cuanto al tema concerniente a la forestación, Estados unidos, Reino Unido y Noruega se comprometen a aportar 280 millones de dólares para apoyar el acuerdo que permitirá financiar proyectos forestales en naciones en vías de desarrollo.

Cambio_climaticoPara el 2020 se espera que todos los países contaminantes se comprometan en forma legalmente vinculante. De no lograrlo, según los registros actuales y las tendencias de los últimos años, la temperatura iría en aumento progresivo de casi 4 grados centígrados con consecuencias graves para la vida en nuestro planeta.

Ante este panorama, las palabras pronunciadas por Yeb Sano, representante de la delegación Filipina, se convierten en el mejor testimonio que dejó la cumbre: “En solidaridad con mis compatriotas que están luchando para encontrar comida para llevar a casa, voy a comenzar un ayuno voluntario por el clima. Voy a abstenerme de ingerir comida durante esta cumbre hasta que se vislumbre un resultado definitivo. Lo que mi país está pasando como resultado de este fenómeno climático extremo es una locura. La crisis climática es una locura y podemos pararla, aquí mismo, en Varsovia. Por favor paren esta locura”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.