Para mediados del año próximo está previsto que Argentina y Gran Bretaña creen una comisión de médicos forenses para que realicen las tareas de identificación de los muertos argentinos en la Guerra de Malvinas que están sepultados en el cementerio de Darwin. En ese marco, se dará un mandato conjunto al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para llevar adelante esa tarea.

El CICR informó que luego de un encuentro en Ginebra, Suiza, ambas delegaciones acordaron “los próximos pasos” a seguir en una serie de áreas relacionadas con este “sensible asunto humanitario”. Estos pasos abarcan un calendario tentativo y los alcances del proyecto, los procedimientos de identificación y otros detalles como los arreglos logísticos y la selección de los laboratorios para el análisis de las muestras de ADN.

Por otra parte, la entidad manifestó su “confianza en que este acuerdo será formalizado cuanto antes por los respectivos gobiernos” de Argentina y el Reino Unido. Las conversaciones fueron lideradas por el director de Operaciones del CICR, Dominik Stillhart, quien elogió el compromiso mutuo con el proceso de identificación. En ese sentido, remarcó que el dialogo entre representantes de ambas naciones significan “un paso crucial hacia adelante en el esfuerzo por dar nombres a los soldados no identificados y llevar el consuelo a sus familias”.

“Labor estrictamente humanitaria”

Además, el CICR enfatizó que “el objetivo de esta labor es estrictamente humanitaria y consiste en identificar la mayor cantidad posible de soldados argentinos enterrados en el cementerio”. El gobierno argentino se contactó con familiares de los 123 soldados argentinos caídos en combate cuyos restos sin identificar fueron enterrados en el archipiélago. El objetivo de estos contactos era asegurarse si las familias querían participar de las tareas de reconocimiento de los cuerpos. Argentina y el Reino Unido coincidieron el pasado septiembre, en un comunicado conjunto, en mostrar su “pleno apoyo” al proceso de identificación de ADN de los combatientes.

Las tareas se desarrollarán bajo la fórmula de salvaguardia de soberanía y la Cruz Roja conformará un grupo de forenses que contará con la participación de dos expertos argentinos para que recojan muestras de ADN de los soldados no identificados para ser comparadas, posteriormente, con las muestras recabadas de las familias que voluntariamente hayan prestado su consentimiento para la identificación.

Se acaba el tiempo para cerrar el duelo

“Tenemos 169 muestras de sangre para identificar soldados sepultados como NN”, indicó Julio Aro, presidente de la fundación No me olvides, una de las impulsoras de la identificación. Las muestras han sido donadas al Equipo Argentino de Antropología Forense, que tendría a su cargo tomar las muestras de las tumbas y analizarlas. Aro expresó que algunos padres de combatientes tienen ya una edad avanzada y se les acaba el tiempo para “poder cerrar el duelo”.

Finalmente, la Cancillería señaló en un comunicado que la iniciativa “busca saldar una deuda histórica para con los familiares de combatientes caídos en el Conflicto del Atlántico Sur que yacen en el Cementerio de Darwin bajo la leyenda ‘Soldado argentino solo conocido por Dios’ y que, gracias a esta iniciativa, podrán tener identificados con nombre y apellido su lugar de descanso en dicho cementerio”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.