Comenzó la segunda jornada para los seleccionados que integran el Grupo C. Los dos que se enfrentaron en Brasilia vienen con una victoria a cuestas y sabían que si había un triunfador en este partido sumaría grandes chances de clasificar a octavos de final.
Con esta previa, Colombia fue quien dispuso de iniciativa durante todo el juego y Costa de Marfil se limitó a salir de contra y contar con alguna jugada de pelota parada para hacerse de un gol. El primer tiempo mostró un poco, levemente, de superioridad de los Cafeteros y poco peso ofensivo de los Elefantes. No había mayores sobresaltos y, con el correr de los minutos, era evidente que se iban a ir al descanso sin abrir el marcador. Se puede resaltar una jugada en la que James Rodríguez da un pase hacia el medio del área para que entre Teófilo Gutiérrez y empuje el balón hacia el arco, pero increíblemente este le pega mal y deja pasar, a los 28′, una inmejorable oportunidad de gol.
Luego del entretiempo la cosa no cambió demasiado. Por eso tuvimos que esperar hasta el minuto 64 para que James anticipara con su cabeza un tiro desde la esquina izquierda que lanzó Juan Cuadrado al primer palo, para que el 10 colombiano marque su segundo gol en esta Copa Mundial. Costa de Marfil seguía sin la conexión y actitud necesarias para dar vuelta esta historia, si entre sus escasas chances tenemos que mencionar un centro desde la derecha que Serge Aurier lanzó y se fue cerrando hacia el primer palo para que el arquero David Ospina rechace al corner.
Después de esta jugada vendría el 2-0 y la tranquilidad momentánea de Colombia. Teófilo Gutiérrez encabeza el contragolpe y le da una asistencia de lujo a Juan Quintero, ingresado minutos antes, para que defina cruzado y al segundo palo de Boubacar Barry.
Por fortuna para el espectáculo, el final del partido tendría algunas de las emociones que faltaron durante todo el encuentro, ya que 3 minutos después del gol de Quintero, Gervinho tomó la pelota en la zona izquierda de tres cuartos de cancha y se sacó de encima la marca de tres defensores colombianos para meterse en el área y definir fuerte y arriba al primer palo antes que llegue la marca de Cristian Zapata y que el portero Ospina cubra su posición. Golazo y volvían a estar vivas las esperanzas marfileñas de llegar al empate, pero que en lo que restaba del juego no supieron capitalizar.
Ahora a Colombia le alcanza con un empate para clasificar a la próxima ronda y Costa de Marfil deberá depende, no solo de una victoria ante Grecia el martes, sino de los demás partidos por el Grupo C.